ÚLTIMA HORA: El gobierno de EE.UU cancela el acuerdo entre las Grandes Ligas de Béisbol (MLB) y la Federación Cubana de Beisbol (FCB)

Compartir
Foto:Archivo

De acuerdo con varias fuentes de prensa, el gobierno estadounidense ha dado marcha atrás a la directiva tomada bajo el mandato del presidente Barack Obama que reconocía a la FCB como un organismo independiente del gobierno de Cuba, de acuerdo a una nota del el Nuevo Herald.

Sebanda Insurance

“Las Grandes Ligas han informado de los peligros de comerciar con Cuba’’, informó a NBC News un alto funcionario de la administración de Donald Trump, dando cuerpo a lo que se rumoraba desde el mismo momento en que esta pacto vio la luz en diciembre del 2018.

Tus ventas a otro nivel

El embargo económico a Cuba prohíbe que los ciudadanos y negocios estadounidenses comercien con el gobierno de la isla, pero las Mayores encontraron la manera de bordear la ley amparada en una regulación durante la administración Obama que especificaba la independencia de la Federación Cubana.

Una carta del Departamento del Tesoro enviada a las Grandes Ligas explica que “un pago a la Federación Cubana de Béisbol es un pago al Gobierno Cubano. El gobierno de los Estados Unidos contempla a la FCB como un brazo del gobierno cubano’’.

cubatel.com

Este cambio impuesto por el gobierno de Trump da marcha atrás a esa orden y obliga a que cualquier acuerdo para permitir que los cubanos jueguen en equipos de Estados requieran de licencias especiales del Departamento del Tesoro.

Desde que se supo del pacto, varios políticos como el senador republicano de la Florida, Marco Rubio, lo calificaron de farsa basados en el mismo hecho de que la FCB responde al gobierno cubano y revelaron que lucharían contra el hasta verlo acabado.

Aunque las Grandes Ligas y el Sindicato de Peloteros guardaron mucho silencio sobre la implementación del pacto, siempre hicieron énfasis en que su objetivo era “…ponerle fin al peligroso tráfico de peloteros cubanos que deseen jugar béisbol profesional en los Estados Unidos’’, de acuerdo con una carta enviada en enero al Departamento del Tesoro y al Departamento de Estado.

Tomado:el Nuevo Herald

Dejar respuesta