Tensión entre Pekín y Washington en el Mar de China Meridional por el paso de un destructor

Compartir
tension
Tomado de Reuters
Five Star

El destructor USS Stethem navegó dentro de las 12 millas náuticas que rodean la pequeña isla Tritón en el archipiélago de las islas Paracel
La navegación de un buque de guerra estadounidense en las inmediaciones de una isla cuya soberanía se disputan varias naciones vecinas en el Mar de China Meridional fue calificada por Pekín como una “seria provocación política y militar”, un movimiento que podría tensar las relaciones entre las dos mayores economías del planeta, ya deterioradas en las últimas semanas. El destructor USS Stethem navegó dentro de las 12 millas náuticas que rodean la pequeña isla Tritón en el archipiélago de las islas Paracel, cuya titularidad reclaman China, Taiwán y Vietnam, de acuerdo con el relato de un funcionario de EEUU a AFP. Como respuesta a esta acción, Pekín envió a la zona buques militares y aviones de combate, según explicó este domingo en un comunicado el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Lu Kang.”China insta con firmeza a Estados Unidos a que detenga inmediatamente este tipo de operaciones provocativas que violan la soberanía de China y amenazan la seguridad”, aseguró Lu. Además, Pekín acusó al país americano de “crear problemas deliberadamente” en la región en un momento en el que las tensiones entre Pekín y sus vecinos “se han enfriado y mejorado” y advirtió que tomará las medidas necesarias para defender su soberanía y su seguridad nacional.El paso de este navío cerca del islote forma parte de la “operación libertad de navegación” de EEUU, que busca garantizar el libre tránsito de barcos por unas aguas claves para el tráfico marítimo mundial y cuya soberanía se disputan hasta seis países, incluidos Malasia o Filipinas. Estas acciones suponen un desafío a las reclamaciones territoriales de China, que controla de facto la mayor parte del territorio y ha edificado en los últimos años islotes artificiales a los que ha dotado de equipamiento militar, una política expansionista de hechos consumados ampliamente criticada por sus vecinos y EEUU.
Se trata de la segunda operación de este tipo desde que el presidente estadounidense Donald Trump accedió a la Casa Blanca en enero. La primera se registró el pasado 25 de mayo, cuando el destructor USS Dewey navegó cerca del coral Mischief, que forma parte de la cadena de islas Spratly. Además, se produjo pocas horas antes de que los presidentes de ambos países conversaran por teléfono en una llamada previamente programada.De acuerdo con las imágenes de satélite que maneja la Iniciativa de Transparencia Marítima de Asia, que forma parte del think tank estadounidense Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos, China ha construido en los últimos meses nuevas instalaciones militares en la isla Tritón, incluyendo un nuevo helipuerto. Además, su información revela la edificación de almacenes para misiles e instalaciones para comunicación y radares en las islas Spratly Cross, Mischief y Subi.

(Tomado de El Mundo)

Dejar respuesta