Servicio postal directo entre Cuba y Estados Unidos detenido desde marzo

Compartir
Five Star

La Empresa de Correos de Cuba ha informado hoy la detención desde marzo pasado, del servicio postal directo para el intercambio de correspondencia y paquetería entre Cuba y Estados Unidos.

La vicepresidenta primera de la empresa, Zoraya Bravo, dijo que  de manera ilimitada, los servicios de correspondencia, encomiendas y bultos postales entre las dos naciones se mantienen, aunque para hacerlo ahora es preciso recurrir a terceros países, lo que ha provocado una disminución del tráfico hasta el 46 % respecto al año 2016.

El servicio postal directo entre Cuba y Estados Unidos fue restablecido en marzo de 2016, después de cinco décadas interrumpido, fruto de un acuerdo suscrito el año anterior por el gobierno cubano y la administración de Barack Obama, en el marco del deshielo.

Bravo explicó que al comenzar los vuelos directos comerciales -también acordados en diciembre de 2015- fueron contratados vuelos chárter para los envíos con tres viajes por semana, que luego fue reducida a dos frecuencias.

Five Star

Según la funcionaria, el plan de prueba estaba próximo a expirar y después de un año tuvieron que detenerse, y desde entonces comenzaron las gestiones para regularizar el intercambio a través de aerolíneas comerciales, pero desde marzo pasado la parte cubana espera una respuesta sobre la fecha para el restablecimiento.

Los envíos del correo entre los dos países se suspendieron en 1968, después de la explosión de una bomba procedente de Nueva York en una saca postal, según han señalado medios oficiales de la isla. Desde entonces, el enlace postal entre los dos países se hacía a través de un tercer país.

Tras 48 años de suspensión, el 11 de diciembre de 2015 Cuba y Estados Unidos acordaron restablecer el servicio postal directo mediante un plan piloto para transportar paquetes y correspondencia entre los dos países.

En los últimos meses, después de la llegada del presidente Donald Trump a los Estados Unidos, han surgido nuevas tensiones entre ambos países, situación que se ha agravado en días recientes tras la decisión de la Administración Trump de retirar el 60 % del personal de su embajada en La Habana y la expulsión de 15 funcionarios de la legación cubana en Washington, medidas motivadas por supuestos “ataques acústicos” sufridos por una veintena de diplomáticos estadounidenses en la isla.

(Con información de El Confidencial)

Dejar respuesta