¿Será Lomachenko-Rigondeaux un clásico? Especialistas ofrecen pronósticos

Compartir
Lomachenko vs Rigondeaux

Una leyenda del lado de Guillermo Rigondeaux, la otra de Vasyl Lomachenko. La prueba definitiva de que esta pelea importa, y mucho, es que Roberto Durán y Bernard Hopkins han elegido sus favoritos para el choque del 9 de diciembre en el Madison Square Garden de Nueva York.

Lomachenko ganará por nocaut en los últimos asaltos’’, expresó Hopkins, actualmente un alto ejecutivo de Golden Boy Promotions y, sin duda, un estudioso de los estilos y la historia del boxeo.

Hopkins es de los que atribuye una importancia capital al tema del peso y por ello se inclina del lado del campeón ucraniano de las 130 libras, quien espera en su división a un 122 natural como Rigondeaux.

Mano de Piedra Durán, por su parte se va por completo del lado del cubano. Considerado por la mayoría el mejor púgil latino de todos los tiempos, el panameño estima que el antillano exhibirá sus mejores armas para llevarse la victoria.

Five Star

“Va a ser una gran pelea, pero me voy con Rigondeaux’’, apuntó Durán. “Rigo va a estar más fuerte, más rápido e incrementará su pegada. La gente se engaña, porque piensa que cuando ganas peso automáticamente te vuelves más lento y pierdes poder, pero es una mentira. Cuando ganas peso eres más fuerte, rápido y pegas más duro’’.

Hopkins y Durán no son los únicos con una opinión sobre este encuentro que reúne por primera vez en la historia a campeones olímpicos con dos títulos cada uno en lo mejor del pugilismo amateur.

El espectro de quienes se alinean de un lado y del otro crece a medida que se acerca este compromiso que cerrará uno de las mejores temporadas que se recuerde en el deporte, luego de varios años de caída y alejamiento de la afición.

Peleas como las de Román González-Sor Rungvisai, Anthony Joshua-Wladimir Klitschko, Canelo Alvarez-Gennady Golovkin, Juan Carlos Cuadras-Juan Francisco Estrada, Andre Ward-Sergey Kovalev, entre muchas otras, le han inyectado vida al boxeo y lo sitúan en buena posición de despegue para el 2018.

¿Sera Lomachenko-Rigondeaux un clásico? Eso queda por ver, pero lo cierto es que el Garden está totalmente vendido y el interés se palpa en las conversaciones de los fanáticos en todas las plataformas sociales. Al menos ambos actores están diciendo las frases correctas, solo queda que los golpes justifiquen los verbos.

(Tomado del Nuevo Herald)

Dejar respuesta