Se agrava la situación epidemiológica en la provincia de Holguín

Compartir
hospital
Five Star

La situación epidemiológica en Holguín empeora cada día. Al incrementarse los casos de dengue y zika, se han sumado pacientes con conjuntivitis hemorrágica.
La crisis sanitaria inquieta a las autoridades. El hospital pediátrico Octavio de la Concepción y de la Pedraja y el Clínico-Quirúrgico Lucía Íñiguez Landin han rebasado sus capacidades.
“En las salas, diseñadas para 27 camas, hay casi 40. Los pacientes están hacinados”, afirma la profesional de la salud.
Para revertir el problema, se habilitó un hospital de campaña en la filial de medicina Arides Estévez Sánchez.
En la noche de este lunes, en el vestíbulo de la institución, había una docena de personas con más de cinco horas a la espera de ser ingresadas.

Para liberar tensiones, los enfermos, en tono jocoso, han nombrado al lugar “Villa Mosquitero”, en alusión a la cantidad de estas piezas que cubren cada una de las literas.
En la otra ala del edificio, separada por un comedor, están albergados los movilizados, provenientes de diferentes municipios del territorio, que integran la campaña anti vectorial.
Después de casi un mes de lucha contra el insecto, y el gasto de cuantiosos recursos en la denominada Operación Salud, la ciudad de Holguín mantiene el récord nacional de focos del mosquito Aedes aegypti, agente trasmisor de la enfermedad. Por tal razón, las autoridades han extendido la batalla contra el dañino vector hasta el 20 de julio.
Como parte de la nueva campaña, se inició la fumigación aérea con una avioneta que recorre la ciudad a baja altura.

Por otra parte, ante el número creciente de los casos de conjuntivitis hemorrágica, se creó un hospital de campaña en la sede de la escuela especial Oscar Blázquez del Toro, situada cerca de El Coco, poblado rural a cinco kilómetros al oeste de la capital provincial con el teléfono.
La contagiosa enfermedad se ha extendido vertiginosamente por casi toda la provincia después de detectarse, a inicios del mes pasado, los primeros casos en Velasco y Marcané, poblados distantes, pertenecientes a los municipios Gibara y Cueto, respectivamente.
La conjuntivitis fue introducida al territorio por trabajadores privados procedentes de la provincia de Santiago de Cuba que laboraron en los carnavales de esos poblados holguineros, aseguró el doctor Alcides Lazo, director provincial del Centro de Higiene y Epidemiología, en declaraciones recientes al canal local Telecristal.
La fuente confirmó que en la ciudad cabecera, desde hace varios días, trabaja una comisión del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) que viajó desde la Habana y encabeza la doctora Carilda Peña García, directora nacional de Vigilancia y Lucha Antivectorial.
“Están aquí supervisando las acciones sanitarias y no se ha hecho público para evitar el pánico”, dijo la fuente.
Debido a la complejidad de la situación epidemiológica, se teme que, al igual que en el año 2015, el MINSAP decrete una emergencia sanitaria en el territorio y se suspendan los carnavales anunciados para el mes de agosto.

Dejar respuesta