Sawgrass Mills, el mayor ‘outlet’ de EE.UU. lleva tres días cerrado por inundaciones

Compartir
sawgrass-mills-09_0
Five Star

Sawgrass Mills, el mayor centro comercial de descuentos de Estados Unidos, cumple su tercer día cerrado por inundaciones a causa de las intensas precipitaciones registradas en el sur de Florida, aunque está prevista su reapertura mañana, sábado.

Sawgrass Mills, que cuenta con más de 350 tiendas y es casi parada obligada para los millones de turistas latinoamericanos y europeos que cada año visitan Florida, anunció en su página web que reabrirá el sábado por la mañana.

Según la revista Travel + Leisure, este centro comercial recibe más de 20 millones de visitantes al año.

Los canales de televisión locales mostraron estos días la vías de acceso a Sawgrass Mills, así como su estacionamiento público al aire libre, completamente inundados y vacíos, lo que sin duda ha ocasionado una importante pérdida económica para los negocios y tiendas de la que hasta ahora no se ha informado.

Five Star

De hecho, las fuertes precipitaciones que cayeron desde el pasado martes por la noche afectaron a muchos clientes y empleados del ‘outlet’, que se encontraron varados en el centro comercial sin poder salir o llegar hasta sus vehículos debido a las rápidas inundaciones que se produjeron en la zona.

Las intensas lluvias caídas estos días causaron además la cancelación de numerosos vuelos y produjeron inundaciones en numerosas calles y carreteras, especialmente de los condados de Miami-Dade y Broward.

Algunas áreas del sur de la Florida registraron un récord de precipitaciones en estos días.

Hoy mismo en Plantation se contabilizó 28 centímetros de lluvia, mientras que Deerfield Beach y Coral Springs registraban más de 25 centímetros.

Sawgrass Mills, situado a unos 30 minutos del Aeropuerto Internacional de Miami (MIA), cuenta con una gran afluencia de turistas de México, Colombia, Argentina, España y Venezuela, algunos de los cuales no dudan en viajar con las maletas vacías para poder volver con ellas cargadas de ropa recién comprada a precios de saldo.

Dejar respuesta