¿Sabías que el primer artista negro famoso en Francia fue un cubano?

Compartir
3B799552-2629-4323-BE32-ECF42F0ED2D3_cx10_cy14_cw81_w1023_r1_s
Five Star

¿Conoces la historia de Chocolat? Su nombre realmente era Rafael Padilla, un esclavo nacido en esta isla que llegó a convertirse en la primera persona no blanca en ser reconocido como payaso en Francia.

Fue uno de los artistas negros exitosos más tempranos en la Francia moderna. Fue el primer payaso negro en jugar un rol principal en sus actuaciones de pantomima del circo.

Nacido como esclavo en Cuba entre 1865 y 1868, Rafael habría tenido varios patronímicos como Leios, Patodos, pero Padilla está escrito en su certificado de defunción, el nombre de la esposa de su amo español. Su llegada a Europa es bastante fantástica. Después de escaparse de una plantación cubana en 1878, sus padres lo dejan con una anciana en La Habana que lo vende por cacahuetes en Bilbao.

Su carrera como payaso comienza con Tony Grice llamado el “payaso blanco” que le apodan “chocolate” durante su breve colaboración en el Nouveau Cirque de Paris. En 1888, Rafael es contratado por este circo para actuar con payasos famosos como Gerónimo Medrano y eventualmente tiene su propio espectáculo llamado “La Noce de Chocolat”, que le trae fama.

Formó un dúo cómico con George Foottit, un payaso inglés con el que revolucionó el modelo de pareja cómica, asentando el formato del payaso blanco sofisticado acompañado del payaso tonto augusto

Five Star

El dúo poco a poco perdió fama en la Francia de la época y ambos payasos retroceden el Nouveau Cirque en 1909 hasta que se separaron. Fue entonces que Rafael comenzó a posar para anuncios publicitarios para las marcas Félix Potin de chocolate y Michelin de neumáticos.
Rafael Padilla trató de convertirse en actor de teatro lo que resultó al no hablar muy bien francés. Fue entonces que decidió regresar al circo para ganaerse la vida, donde se le ocurre ir a los hospitales para entretener a niños enfermos. Por esta razón se le conoce como el primer payaso en lanzar la llamada terapia de la risa.

A pesar de que pasó su vida entreteniendo a los demás, por desgracia no encuentra a nadie para aliviar su dolor cuando muere Suzanne, su hija adoptiva de 19 años.

El payaso Rafael muere en la pobreza y alcohólico 1917, a la edad de 49 años, mientras estaba de gira con el Cirque Rancy en Burdeos. Fue enterrado en el cementerio protestante de la ciudad en el lugar reservado para los pobres.

Durante muchos años, el que es considerado como el primer artista negro famoso en Francia se hundió completamente en el olvido; y no fue hasta el año 2012, cuando una biografía escrita por el historiador francés Gérard Noiriel es publicada, entonces la historia de esta estrella cubana resurgió.

Además, el año pasado salió al mercado la película “Chocolat”, interpretada por el actor francés, Omar Sy como homenaje a este cubano que hizo reír y lucho contra las discriminaciones propias de la época.

Dejar respuesta