Resumen cubano de la MLB: El “Yuli” sigue encendido en julio (+Video)

Compartir
yuli
Five Star

En una noche para el olvido por lo particularmente mala que fue para los bateadores cubanos, el único toletero que brilló en la jornada dominical de las Grandes Ligas fue Yulieski Gurriel. El primera base de los Astros de Houston, que apalearon 19-1 a los Azulejos de Toronto, mantiene una tórrida ofensiva desde junio y, sobre todo, desde el primer día del presente mes.
El “Yuli”, como él mismo pidió que lo llamaran para facilitar la pronunciación a la prensa estadounidense, pegó dos imparables en cinco viajes legales al plato. Esos dos buenos batazos fueron su doblete número 24 y su undécimo estacazo de vuelta completa, el tercero que conecta en los primeros nueve días de julio. Empujó su carrera 44 y anotó en par de ocasiones para ayudar a los siderales a conseguir, en gran forma, su victoria número 60 de la temporada.
En lo que va del séptimo mes del año, el nativo de Sancti Spiritus liga para .467 de average (30-14), con cinco biangulares, tres cuadrangulares, 11 remolcadas y seis vueltas al cuadro. En ese período el récord del club dirigido por AJ Hinch es de cinco triunfos y dos derrotas.
La campaña de Gurriel tiene una particularidad: pese a sus buenos números, algo que por ejemplo se refleja en su promedio (.297), no le batea tan bien a los lanzadores zurdos como a los derechos, un hecho que no es muy común en las Mayores (ser mejor ante pitchers de tu misma mano).
Frente a los siniestros, sin incluir el juego de este domingo, su average está en .235, junto con un pobre slugging de .365. Esos números están bastante por debajo del .320 (AVG) y del .527 (SLG) que exhibe frente a serpentineros diestros
Día desastroso
Increíblemente, porque de verdad es difícil de creer, todos los bateadores antillanos que tomaron al menos un turno se fueron en blanco en la más reciente jornada, con la excepción del mencionado Gurriel. Por ejemplo, Kendrys Morales y Yunel Escobar fallaron en sus cuatro idas oficiales al plato por los Azulejos y los Angelinos de Los Ángeles y de Anaheim, respectivamente.
Yonder Alonso, por los Atléticos de Oakland; Yasiel Puig, por los Dodgers de Los Ángeles; Jorge Soler, por los Reales de Kansas City; y Yoenis Céspedes, por los Mets de Nueva York… Ninguno pudo conseguir un indiscutible en sus tres oportunidades legales, aunque Alonso se embasó una vez por base por bolas.
José Abreu, por los Medias Blancas de Chicago, quienes casi sufren un no-hitter de parte de los Rockies de Colorado, falló en sus dos turnos oficiales, con un ponche y un boleto. Adeiny Hechavarría no abrió el encuentro con los Rays de Tampa Bay y solo entró tarde para jugar a la defensiva, en las paradas cortas.
Cumplieron los cerrojos
Como ya es costumbre, los dos cerradores que actualmente tiene Cuba en el big show, Aroldis Chapman y Raisel Iglesias, cumplieron a cabalidad con la labor encomendada por los Yankees de Nueva York y los Rojos de Cincinnati, en ese orden.
Pese a que no tuvo chance de salvar ante los Cerveceros de Milwaukee, Chapman tiró 1.0 inning de un hit, un pasaporte y un abanicado. También agarró movido en primera base al veloz dominicano Jonathan Villar. Este fue el noveno pickoff de su carrera, tercero contra los lupulosos. Casualmente, el último antes de este llegó hace exactamente un año. El 9 de julio de 2016 sorprendió a Jason Kipnis, de los Indios de Cleveland.
En el caso de Iglesias, quien sí salvó (16to en la temporada), le puso sello al triunfo de Cincinnati 2-1 sobre los Diamondbacks de Arizona con 1.0 episodio de dos guillotinados.

Dejar respuesta