Residencia universitaria en Alamar Cuba se convierte en viviendas para damnificados por el tornado

Compartir

La residencia para estudiantes universitarios ubicada en la zona de Micro X, Alamar, se convertirá en un edificio de apartamentos para damnificados por el paso del tornado, que afectara La Habana el pasado 27 de enero, informó este miércoles la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Según ACN, brigadas procedentes de las provincias de Matanzas, Cienfuegos, Camagüey y Sancti Spíritus actualmente se encuentran transformando el inmueble para recibir, “a finales del mes de febrero” 70 familias.

Sebanda Insurance

Eriberto Rodríguez Games, director del grupo constructor matancero, afirmó que las viviendas al ser entregadas “estarán completamente listas, con los baños y cocinas enchapados”.

“Estamos prestando especial atención a las instalaciones sanitarias y al mantenimiento o sustitución de la marquetería y carpintería, de ser necesario”, añadió Carlos Hing Arguiz, subdirector de la brigada procedente de Camaguey.

En consecuencia, los estudiantes universitarios que antiguamente se alojaban en el edificio tendrán que ser reubicados en las residencia localizadas en F y 3ra, y 12 y Malecón. Ambas en la zona capitalina del Vedado.

cubatel.com

El pasado domingo 27 de enero, en horas de la noche un tornado F4 azotó la capital cubana dejando destrozos desde el Reparto Martí y el Casino Deportivo, hasta Celimar, en Alamar, pasando por Luyanó, Santos Suárez, Regla, Guanabacoa o El Roble.

Actualmente, se reportan un total de 7 761 viviendas afectadas por el tornado y únicamente, el Estado ha logrado resolver 771 casos. Lo que representa menos de un 10% de avance en la crítica situación de viviendas de los afectados por el fenómeno meteorológico.

En una reciente reunión del Consejo de Ministros, Betsy Díaz Velázquez, titular de Comercio, reveló que 3 619 damnificados han adquirido materiales de construcción y que los recursos están “asegurados y disponibles en los puntos de venta”.

Tanques plásticos para agua, acero, áridos, cemento en bolsas, tejas metálicas y vigas de metal, son algunas de las “ofertas”. La comercialización de estos productos coincide con la polémica decisión de las autoridades de la Isla de poner a la venta los alimentos destinados a aquellos que se han quedado sin comida, electricidad o agua.

Residentes de los municipios afectados han llegado, inclsuo, a emitir quejas por la lentitud de la venta de materiales. Otros, han delcarado no tener los recursos económicos necesarios para sufragar la reconstrucción de sus hogares, a pesar de las “rebajas” realizadas por el Gobierno.

Tomado de: cibercuba.com

Dejar respuesta