Regresa “El señor de los cielos”, esta vez más crudo y real

Compartir

El actor mexicano Rafael Amaya asegura que la quinta temporada de la serie “El Señor de los cielos”, en la que interpreta al poderoso narcotraficante Aurelio Casillas, refleja la realidad que se vive en su país natal.

“No se puede tapar el sol con un dedo, lo único que puedo hacer es contar la historia y decirle al mundo entero ‘Esto es lo que está pasando en mi país, es mi responsabilidad como artista’”, dice Amaya en entrevista en Los Ángeles. La nueva temporada de la serie, que se estrena en Telemundo el próximo 20 de junio en horario estelar, aspira a repetir el éxito de las cuatro anteriores, referentes de la audiencia hispana desde que la obra salió al aire por primera vez en abril de 2013.

Y Amaya cree que el éxito de la serie radica precisamente en retratar una realidad que no todos se atreven a contar. “El público dijo ‘Por fin alguien nos dijo la verdad, no nos están mintiendo con un melodrama de que los hombres son perfectos y las mujeres más’”, agrega.

Amaya reconoce que muchos mexicanos ignoran la realidad sobre el narcotráfico, incluso el actor confiesa que antes de encarnar al “Señor de Los Cielos”, mientras vivió en España, desconocía la profundidad del problema. Sin embargo, el reto de encarnar a Aurelio Casillas lo llevó a investigar muy de cerca sobre lo que pasa con estos personajes, viajó a Sinaloa y trató de entender las pasiones y motivaciones que llevan a estos personajes a vivir al máximo su vida.

Cursos de Tecnica en Conducta

Este trabajo de compenetración con esta clase de situación es la que le permitió a Amaya desarrollar a un personaje que en esta temporada se presenta como un cazador implacable. “Ahora no es solo de dispararle a la gente sino de irla a cazar, incluso hasta comerte el corazón (de su víctima). Más crudo, más animal, más cavernícola”, advierte.

Precisamente esta trama violenta que parecería hecha sólo para atraer más audiencia es la que muestra la atrocidad que el narcotráfico ha dejado en la sociedad mexicana y latinoamericana, asegura Amaya. El actor explica que su personaje inspira tanto miedo que es capaz de darle a una de sus víctimas un arma cargada con una sola bala para que se suicide antes de que él llegue. Una fama de temor que muchos de los narcotraficantes reales han construido a través de los años.

En ese espejo de la realidad, en esta quinta temporada el temido Aurelio Casillas (Amaya) está dispuesto a destruir de una vez por todas a sus principales enemigos, sin importar que sean de la familia.

Aunque en tiempos pasados los grandes capos del narcotráfico tenían códigos de honor para no tocar la familia, esto también ha cambiado y hay que contarlo, asegura el también actor de “Las dos caras de Ana” y “Alguien te mira”. “Sí se toca la familia ahora, sí hacen barbaridades, pero hay que contarlas, hay que decirle a la gente lo que está pasando, y no dejarlos como héroes, sino como lo que son”, asevera. Amaya, que radica en Los Ángeles, se ha convertido en uno de los actores más solicitados y reconocidos de los últimos años.

Su éxito interpretando al Señor de los Cielos lo llevó a participar en la versión estadounidense de “La Reina del Sur”, “Queen of the South”, producida por USA Network, que también se estrena este mes. La quinta temporada de El señor de los Cielos seguirá contando con las actuaciones de Jorge Luis Moreno, como Víctor Casillas, sobrino de Aurelio Casillas, Maricela González Carmen Aub (Rutila Casillas), Maricela González (La Felina), Sabrina Seara (Esperanza Salvatierra) y Vanessa Villela (Emiliana Contreras). Y a la historia también llegará la belleza de la actriz mexicana Mariana Seoane.

Entre los logros de esta serie también se cuenta el Emmy Internacional, en 2014, al mejor programa en horario de mayor audiencia en lengua no inglesa. Amaya invitó a la audiencia a compartir esta nueva temporada, donde no se ha escatimado recursos en la producción y en efectos especiales para llevar el mayor realismo a la telenovela. “No los vamos a decepcionar, esto será adrenalina pura” sentencia.

Dejar respuesta