¿Qué sabemos sobre la reforma de salud de Donald Trump?

Compartir
El Encanto vista noturna Habana

Durante la semana pasada, el presidente Donald Trump y los legisladores republicanos celebraron la aprobación en la Cámara de Representantes de un plan que busca reemplazar la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible.
En un evento en la Casa Blanca elogiaron el esfuerzo y descartaron las preocupaciones de que muchas personas se queden sin cobertura de gastos médicos en caso de que el Senado decida aprobar la medida.
Este domingo, el presidente Donald Trump urgió a los senadores republicanos a ‘no decepcionar al pueblo estadounidense’ al pasar a la cámara alta el beligerante debate sobre la reforma a la ley de atención de la salud, donde la votación sobre la materia está potencialmente a semanas, o posiblemente a meses de distancia.
Algunos senadores han manifestado ya disgusto con el proyecto de ley de salud alegando preocupaciones sobre potenciales costos más altos para personas mayores y para quienes tienen condiciones preexistentes, así como respecto a los recortes al programa Medicaid.
En ciertas circunstancias, las personas con enfermedades preexistentes enfrentan la posibilidad de tener que pagar primas mucho más altas a las que pagan otras personas, pese a las protecciones en el proyecto de ley y a que se agregaron 8.000 millones de dólares en un plazo de cinco años para ayudar a los estados a cubrir a las personas con elevados gastos médicos.
La iniciativa de ley aprobada eliminaría las multas que impuso la ley de Obama a la gente que no contrate un seguro médico y el aumento de impuestos contemplado en el Obamacare a la gente de mayores ingresos y a la industria sanitaria. También diluye los requisitos de cobertura accesible, por ejemplo, al dar luz verde para que los estados autoricen primas adicionales de las aseguradoras a clientes con problemas médicos previos.
Además, transformaría los subsidios de Obama para millones de personas que contratan cobertura médica, que ahora se basan principalmente en sus ingresos, al hacerlos más bajos y vincularlos con la edad del cliente. Y recortaría Medicaid, el programa de salud para gente de ingresos bajos, lo que incluye poner fin a los pagos federales adicionales a 31 estados a cambio de aceptar que Medicaid cubra a más gente.
TRUMP CONTRA EL OBAMACARE
Los republicanos culpan al Obamacare de aumentar las primas de los seguros, reduciendo las opciones para millones de personas.
Los demócratas replican que la ley ayudó a 20 millones de estadounidenses a obtener cobertura de salud y salvó miles de vidas al prohibir a las aseguradoras que nieguen pólizas a personas con condiciones médicas preexistentes.
Las primas del ObamaCare y los deducibles están bastante altos; fue una mentira y está muerto!’ Trump ha dicho que el sistema actual está fallando al salirse las aseguradoras del mercado, lo que fuerza el incremento de costos y deducibles.
La Casa Blanca se burló el domingo de las aseveraciones de los democratas de que los votantes van a castigar al Partido Republicano en las elecciones intermedias de 2018 por rehacer la ley de atención de la salud impulsada por el entonces presidente Barack Obama.
La realidad es que aunque falló en varios aspectos, la reforma de salud de Obama posibilitó que en Estados Unidos donde hasta 55 millones no tenía seguro médico esta cifra disminuyera a 27 millones.
INMIGRANTES
Reportes recientes indican que entre 2010 y 2015 hubo personas en centros de detención inmigratoria que murieron innecesariamente durante la gestión del (anterior) presidente Barack Obama.
Grace Meng, investigadora de una ONG agregó que “el Gobierno del presidente Donald Trump ya ha anunciado su intención de dar marcha atrás con reformas que fueron clave, y al mismo tiempo detener incluso a más inmigrantes, lo cual probablemente implicaría que más personas pudieran morir innecesariamente”.
El nuevo Gobierno de Trump ha hecho del combate de la inmigración ilegal uno de los ejes de su mandato, con la controvertida promesa de ampliar la construcción del muro fronterizo entre EE.UU. y México.
Actualmente, y según el informe, EE.UU. detiene a cerca de 40.000 personas al mes, es decir, caso medio millón al año.

Dejar respuesta