¿Qué hay en las tiendas de Corea del Norte?

Compartir
A vendor is pictured in a shop in a newly constructed residential complex after its opening ceremony in Ryomyong street in Pyongyang

Mientras el Gobierno estadounidense analiza sanciones económicas más duras para presionar a Pyongyang para que desmantele su programa armamentístico, Corea del Norte está buscando una doble estrategia de desarrollo, tanto a nivel militar como económico.
No hay información disponible para mostrar cuánto se está produciendo en el país y los datos de exportación de naciones como China y Malasia, que venden bienes de consumo a Corea del Norte, posiblemente no son un reflejo exacto.
Desde pasta de dientes con sabor a zanahoria y mascarillas de carbón hasta motocicletas y paneles solares, los visitantes a Corea del Norte aseguran que hay cada vez más productos locales en las tiendas y supermercados del aislado país asiático en reemplazo, en su mayoría, de las importaciones chinas.

La mayoría de los productos de consumo que hay en Corea del Norte todavía provienen de China, pero bajo el liderazgo de Kim Jong-un se ha intentado en el país vender más bienes de fabricación nacional para evitar cualquier salida de divisas y reforzar la ideología nacional juche, o autosuficiencia, de acuerdo a empresarios que han visitado recientemente el país.
“Se reconoció claramente que se importaban demasiados productos desde China, no sólo bienes de consumo de alta gama sino también los de baja gama, como los alimentos”, añadió.
Las tiendas tienen los estantes llenos de productos locales como bebidas, galletas y otros alimentos básicos. Otros visitantes han visto a la venta artículos enlatados como café, licor, pasta de dientes, cosméticos, jabón o bicicletas.

Los visitantes dicen que los bienes de consumo locales se están volviendo cada vez más sofisticados y que se pueden encontrar códigos de barras QR en una amplia gama de productos, desde maquillaje hasta refrescos.

“A medida que se abren nuevas fábricas, la marca, el envasado y los ingredientes de nuestros productos alimenticios han mejorado”, dijo Rhee Kyong-sook, un vendedor de una tienda de 33 años.

Dejar respuesta