Pide suspensión China de escudo antimisiles de EU en Corea

Compartir

China pidió este martes la suspensión “inmediata” del despliegue del sistema antimisiles estadounidense THAAD en Corea del Sur, horas después de la instalación de este dispositivo, aunque se congratuló por la actitud abierta de Donald Trump ante Corea del Norte.

Beijing denuncia desde hace meses la instalación de este dispositivo anunciado por Washington el año pasado en respuesta al programa nuclear y balístico de Corea del Norte.

China señala que el dispositivo cubre una parte de su territorio y obstaculiza su propia fuerza de disuasión.

“La posición de China es clara y firme. Nos oponemos al despliegue del sistema THAAD y urgimos a las partes concernidas a que cesen inmediatamente su despliegue. Tomaremos las medidas necesarias para defender nuestros intereses”, dijo a la prensa el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino, Geng Shuang.

Five Star

El lunes, el coronel Rob Manning, portavoz de las fuerzas estadounidenses en Corea del Sur, anunció que el sistema THAAD estaba ya “operativo” con “capacidad de interceptar los misiles norcoreanos”.

Otro responsable estadounidense indicó sin embargo, bajo condición de anonimato, que el sistema desplegado solo había alcanzado “su capacidad inicial de intercepción”.

El portavoz chino expresó, en cambio, su satisfacción por las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien se declaró dispuesto a reunirse con el dirigente norcoreano Kim Jong-Un, “bajo las circunstancias adecuadas”.

“Si las circunstancias son adecuadas (…) lo haría”, dijo Donald Trump sobre un hipotético encuentro con el líder norcoreano en entrevista con la agencia Bloomberg difundida el lunes.
Washington afirmó en las últimas semanas que la opción militar frente a Corea del Norte “está sobre la mesa”.

“Hemos tomado nota de las declaraciones de la parte estadounidense y de las señales positivas que transmiten”, aseguró el portavoz chino.

‘Protección crucial’

“La prioridad urgente es tomar medidas para rebajar la tensión. Y una de las medidas eficaces para hacerlo es reanudar las negociaciones de paz” con Pyongyang, agregó.

China, al igual que Estados Unidos, denuncia el programa nuclear y balístico de Corea del Norte, pero Washington insta a Beijing a hacer más para convencer al régimen norcoreano de que abandone sus proyectos.

Beijing sugiere desde hace varias semanas que Corea del Norte suspenda su programa nuclear y balístico, y que Estados Unidos ponga fin a las maniobras militares organizadas cada año en Corea del Sur.

Esta propuesta fue rechazada en Washington, que reclama a Beijing que aplique más estrictamente las sanciones adoptadas por la ONU contra el régimen norcoreano.

Según los expertos la primera batería de misiles defensivos del sistema THAAD instalada en Corea del Sur no es suficiente para proteger todo el territorio surcoreano, se necesitarían dos a tres baterías para cubrirlo.

Pero modifica sin embargo el equilibrio estratégico entre Corea del Norte y Corea del Sur, limitando el poder de destrucción de Pyongyang.

“No es el arma absoluta, no existe, pero ofrece una protección crucial para las tropas” estadounidenses y surcoreanas en la península, “reforzando la disuasión y la postura defensiva” de esas tropas, explicó Thomas Karabo, experto de temas de defensa antimisiles del círculo de reflexión CSIS de Washington.

El financiamiento del escudo fue objeto de una polémica la semana pasada entre la administración estadounidense y Seúl. Donald Trump estimó “apropiado” que Corea del Sur pague por este sistema, de un costo estimado en mil millones de dólares. El gobierno surcoreano lo rechazó.

China adoptó por su parte una serie de medidas de restricción comercial con Corea del Sur, al parecer en represalia por el despliegue del THAAD.

Tomado de informador

Dejar respuesta