Panamá ofrece a migrantes cubanos 1 650 dólares, visa de turismo y un pasaje de regreso a Cuba

Compartir
El viceministro de Seguridad de Panamá, Jonathan del Rosario, habla con un grupo de migrantes cubanos en el campamento de Gualaca.

El viceministro de Seguridad de Panamá, Jonathan del Rosario, ofreció este viernes 1,650, un boleto de regreso a La Habana y una visa de entradas múltiples a los cubanos varados en el campamento de Gualaca. Esta es la respuesta que el gobierno panameño había prometido a los migrantes para solucionar la crisis provocada por el fin de la política estadounidense de “pies secos/pies mojados” en enero pasado, que los había dejado varados en su territorio.

“La opción que les voy a presentar es un proceso de repatriación voluntaria. Es la manera de obtener una visa para regresar a Panamá legalmente y tener un capital semilla para procurarse un futuro diferente para ustedes y para su familia”, explicó del Rosario en el comedor del albergue temporal frente a más de un centenar de cubanos. Las declaraciones del funcionario fueron grabadas en un video al que el Nuevo Herald tuvo acceso.

La ayuda económica se entregará en el aeropuerto, antes de abordar el vuelo que los lleve a Cuba. Aquellas personas que no se quieran acoger a la propuesta del gobierno panameño podrán regresar al país por donde entraron a territorio panameño o continuar su camino como indocumentados.

“Ustedes tienen libre albedrío”, dijo Del Rosario. Los migrantes tendrán 15 días hábiles para aceptar la propuesta.

El gobierno panameño había trasladado allí a 128 cubanos en abril, tras cerrar un albergue temporal que mantenía Cáritas en Ciudad de Panamá. Nueve migrantes escaparon del albergue de Gualaca, custodiado por la policía presidencial y efectivos de Migración y la Seguridad Pública.

“Esta opción ha sido consultada con representantes del consulado y la embajada de Cuba en el país”, argumentó el funcionario.

Para que los cubanos regresen voluntariamente, las autoridades panameñas les facilitarían un boleto aéreo sin costo a La Habana y un capital semilla de $1,650 para que se conviertan en cuentapropistas. También les ofrecen un pre-registro de aplicación a visa, que les permitiría, una vez en Cuba, conseguir una entrevista en el consulado panameño para obtener un visado de turismo. Con este visado pudieran viajar a Panamá a hacer compras para sus negocios, explicó el viceministro. A los migrantes que llevan más de dos años fuera de Cuba y han perdido la residencia en la isla, el gobierno panameño les facilitaría el trámite para regresar a su país.

Del Rosario dijo que hasta el momento ninguna de las personas que han sido devueltas a Cuba (más de 90 desde la firma del acuerdo de deportación entre Cuba y Panamá) han presentado alguna denuncia en la embajada panameña por la violación de sus derechos elementales.

(Versión del texto tomado de El Nuevo Herald)

Dejar respuesta