Nuevo astronauta latino de Miami en la NASA

Compartir
El astronauta candidato de la NASA, Frank Rubio, en una fotografía tomada el 6 de junio de 2017 en el campo Ellington Field en Houston, Texas. Robert Markowitz NASA - Johnson Space Center

Miami tiene razones esta semana para enorgullecerse y celebrar por todo lo alto: puede que un latino criado en esta área del sur de la Florida termine viajando al espacio, y —con mucha suerte— quizás llegue a ser uno de los primeros en pisar el planeta Marte.

La Administración Nacional de Aeronáutica y Espacio (NASA) anunció el miércoles un nuevo grupo de 12 astronautas y entre ellos, se destaca Francisco “Frank” Rubio, un médico y condecorado piloto que describe a Miami “como su hogar”.

Rubio, de 41 años, nació en Los Ángeles pero vivió sus años de adolescencia en el sur de la Florida. Estudió y se graduó bachillerato en el Miami Sunset Senior High, ubicado en el suburbio de Kendale Lakes.

Y sí, como muchos miamenses Rubio tiene un origen hispano. Su madre, Myrna Argueta, es salvadoreña y estuvo el miércoles en el evento de presentación de su hijo en Houston, Texas. Argueta vivió en Estados Unidos muchos años, pero regresó a su país natal para cuidar a sus padres.

Cursos de Tecnica en Conducta

En una conversación telefónica desde Houston, el emocionado doctor dijo a el Nuevo Herald, que está feliz y “extremadamente orgulloso” de haber sido seleccionado entre los 18,300 que aplicaron a la posición entre diciembre de 2015 y febrero de 2016.

“Es un logro increíble… espero representar bien a Miami”, indicó Rubio, quien agregó que la selección lo ha hecho sentirse también “muy humilde” al conocer la historia y la experiencia de los otros candidatos seleccionados.

Rubio se reportará en agosto de 2017 al Centro Espacial Johnson en Houston para comenzar un intenso programa de entrenamiento durante dos años. Esta es la parte que más lo emociona, reconoció el mismo astronauta, quien destacó con entusiasmo que deberá aprender a volar jets, caminar en el espacio y hasta a hablar ruso fluido.

Luego de completar el entrenamiento, Rubio y los otros candidatos esperarán hasta ser asignados a uno de los cuatro programas espaciales: la Estación Espacial Internacional, la nave espacial Orion o una de las naves comerciales en desarrollo, el Boeing CST-100 Starliner o el SpaceX Crew Dragon.

Rubio dijo que espera poder hacer realidad su sueño de ir al espacio, aunque reconoce que viajar a Marte puede ser una posibilidad remota, al necesitarse la tecnología para hacerlo y al haber otros 60 astronautas que también anhelan este destino.

Afirmó a el Nuevo Herald que sus años en Miami fueron muy importantes para él por —entre otras cosas— por haber conocido a la miamense Deborah, quien luego se convirtió en su esposa y con quien tiene cuatro hijos.

El estadounidense de origen salvadoreño comentó además que quisiera en algún momento volver a vivir en la Florida, donde conserva una gran cantidad de amigos de sus años de adolescente, pero bromeó que estará bien en Houston por el momento.

Rubio se graduó de la Academia Militar de los Estados Unidos y obtuvo un doctorado en Medicina de la Universidad de Servicios Uniformados de las Ciencias de la Salud. Previamente, fue piloto de helicóptero Blackhawk UH-60 y voló más de 1,100 horas, incluyendo más de 600 horas de combate, durante los despliegues a Bosnia, Afganistán e Irak.

Durante ese tiempo, el condecorado piloto fue galardonado con la Estrella de Bronce, la Medalla al Servicio Meritorio, la Medalla de Alabanza del Ejército y la Medalla de Logro del Ejército. El Nuevo Herald

Dejar respuesta