Menos cubanos se lanzan al mar para llegar a Estados Unidos

Compartir
CUBA EE.UU
Five Star

Muchos menos cubanos están tratando de llegar a Florida con embarcaciones rústicas desde el fin de la política estadounidense de otorgarles la residencia a los que llegan al territorio del país, dijeron el martes las autoridades.

Las intercepciones en alta mar han caído de unas 25 diarias a 20 por mes desde que el entonces presidente Barack Obama puso fin el 12 de enero a la política de ‘pie mojado, pie seco’, que daba residencia a los cubanos que llegaban a tierra, dijo la teniente de fragata Kate Webb, de la Guardia Costera en el sector de Key West.

Añadió que hasta 70% de las intercepciones ahora son de embarcaciones rápidas, no los botes rústicos usuales. Las lanchas rápidas son remolcadas a la costa para investigaciones.

El capitán Jeffrey Janszen le dijo a The Citizen que los migrantes pagan hasta 10.000 dólares por persona para cruzar el mar en las lanchas rápidas, comparado con unos centenares por persona en los botes.

Five Star

El fin de la política de “pies secos, pies mojados”, que permitía a los migrantes cubanos que llegaran a Estados Unidos quedarse en el país, también significa el fin de otro fenómeno en los Cayos de la Florida: embarcaciones de refugiados abandonadas en islas remotas.

En las Marquesas, un grupo de islotes ubicado unas 20 millas al oeste de Cayo Hueso, había docenas de esas embarcaciones hundidas o encalladas entre los manglares y cenegales. Hace poco, un grupo de especialistas los sacó del lugar.

Las pequeñas embarcaciones estaban fabricadas con cualquier material que los migrantes tuvieran a la mano.

“Las hacían de espuma de goma, tela de toldos, piezas de aluminio, cualquier cosa que pudieran convertir en objetos flotantes”, dijo Dan Clark, gerente de los cuatro refugios naturales nacionales en los Cayos. “Es un testamento al deseo de las personas de buscar una vida mejor”.

Y los motores eran igualmente asombrosos.

“Usaban cualquier cosa que se pueda imaginar”, agregó Clark. “En muchos casos eran motores de automóviles”.

Clark estuvo en la recogida de las embarcaciones porque las Marquesas son parte del Refugio Natural Nacional de Cayo Hueso. El presidente Teddy Roosevelt creó el refugio en 1908 para proteger las aves marinas de los cazadores, que usaban las plumas de pelícanos, garzas y otras aves para adornar sombreros de mujer.

Dejar respuesta