Lorena Feijóo bailarina cubana hace un giro en su carrera

Compartir
Five Star

La bailarina, que elige “Don Quijote” y “Giselle” entre sus ballets preferidos -“aunque no se parezcan en nada”, apunta-, se dedica ahora a bailar óperas.

“Entrar en contacto con los cantantes me llevó mentalmente a la Escuela Nacional de Artes, donde estábamos todos juntos”, explica Feijóo con ojos brillantes.

“He vuelto a admirar a los cantantes, como me enseñó mi madre. De hecho, me gustaría cantar así”, confiesa esta mujer grácil, de ojos grandes y almendrados, que estrenará en noviembre “Girls of the Golden West”, una ópera en dos actos con música de John Adams y libreto de Peter Sellars.

“Es una ópera nueva que luego de su estreno en San Francisco nos llevará al Teatro La Fenice, de Venecia. Será un gran acontecimiento cultural”, vaticina.

MG Home Care

“Como ensayo en el mismo teatro donde trabajaba con el Ballet de San Francisco, de cierta manera continúo en la misma casa”, concluye Feijóo.

Feijóo quisiera volver a su país siendo una bailarina en activo. En veinte años no ha regresado y dice haberlo intentado.

“En cierta ocasión hablé con Alicia (Alonso, directora del Ballet Nacional de Cuba) y estuvo muy renuente. Insistí pero nunca cuajó mi regreso”.

“Quisiera que la gente allá vea, veinte años más tarde, cómo bailo ahora”, expresa con añoranza de ese territorio que ocupa una porción inseparable de su vida, y que ella misma reconoce como fundamental.

De hecho, le gustaría que su hija de cinco años pudiera tomar clases en la misma escuela que ella por una cuestión técnica, dice.

“Nunca he encontrado la verdad absoluta. Nuestra escuela tiene aspectos fabulosos, pero existen otras (academias) que te hacen mover los brazos de una manera preciosa. La metamorfosis es saludable”, apunta. Tomado de hoylosangeles.com

Dejar respuesta