Línea de ropa cubana debuta en las ventas por Internet (+Fotos)

Compartir

La marca de ropa cubana Clandestina no quiere esperar a sentir el impacto del aumento de restricciones de EE.UU. a los viajes a la Isla, y por ese motivo han extendido la venta de sus productos a territorio norteamerciano a través del comercio electrónico.

Su sitio, https://clandestina.co/ , fue lanzado este jueves con una selección inicial de camisetas con eslóganes cubanos como “resistir y vencer”.

ClandestinaSi bien los diseños seguirán siendo cubanos, la ropa será fabricada en Estados Unidos y enviada a los compradores de ese país, dijo Clandestina.

El embargo comercial y las restricciones en los suministros hacen prácticamente imposible despacharlos desde la isla, pero la ciudadanía española de la copropietaria les permite trabajar desde Estados Unidos.

Five Star

ClandestinaLa decisión de entrar en el comercio electrónico destaca la creatividad del sector privado de Cuba para superar obstáculos.

“La marca Clandestina siempre ha llamado a tener éxito contra todas las adversidades y a superar lo que parece imposible”, declaro Idania del Río, de 36 años, cofundadora y directora creativa.

Ella y su socia española, Leire Fernández, de 42 años, crearon Clandestina en 2015, abriendo una tienda en La Habana Vieja que vende ropa, bolsos, carteles y adornos con peculiares diseños cubanos y eslóganes que reflejan el humor de la isla.

Clandestina “Actually I´m in Havana”, se lee en inglés en una camiseta, mientras que otras dicen: “Soy mamey y sirvo para hacer batido” y “99% diseño cubano”.
Amigos trasladaron lotes de camisetas en sus maletas desde el extranjero en las que luego ellas imprimieron sus diseños, y Clandestina se hizo aún más conocida por su “reciclado” de ropa de segunda mano para hacer piezas únicas.
Clandestina_1024x1024

Ahora ellas contaron que tienen 27 empleados y que el año pasado su tienda atrajo a más de 20.000 visitantes.

Al igual que muchas empresas privadas cubanas en la capital de la isla, Clandestina se benefició de un auge de viajeros estadounidenses desde el deshielo de las relaciones entre La Habana y Washington en 2014. Alrededor del 70 por ciento de sus compradores es extranjero, la mitad de Estados Unidos.

(Con información de CiberCuba)

Dejar respuesta