Legisladores de EE.UU. aprueban las “sanciones más severas de la historia” contra Pionyang

Compartir
Otto Warmbier / Reuters

Los legisladores de la Cámara de Representantes de EE.UU. han aprobado las “sanciones más severas de la historia” contra Pionyang destinadas a restringir el acceso del país asiático a los mercados financieros mundiales.

El proyecto de ley recibió el nombre del estudiante estadounidense Otto Warmbier, que falleció el pasado junio al poco de llegar al país norteamericano tras haber estado encarcelado durante más de un año en Corea del Norte.

La Ley de Sanciones Nucleares Otto Warmbier contra Corea del Norte fue aprobada en la Cámara de Representantes la noche de este martes, con 415 a favor y solo dos en contra. La legislación fue diseñada para “imponer las sanciones de mayor alcance jamás dirigidas contra Corea del Norte”, según el republicano Andy Barr, quien presentó la iniciativa.

Las sanciones tienen como objetivo intensificar la presión económica sobre Corea del Norte como respuesta a su programa nuclear y de misiles. La Ley Otto Warmbier prohibe que cualquier entidad extranjera que realice negocios o coopere con Corea del Norte haga negocios con compañías estadounidenses.

Five Star

“Nombrar esta legislación en honor a Otto Warmbier no lo devolverá a la vida, pero recordará al mundo que no se puede ganar nada pero sí perderlo todo cuando se trabaja con un régimen tan malvado”, declaró el líder de la mayoría de la Cámara, Kevin McCarthy, después de que los legisladores aprobaran el proyecto de ley.

La familia Warmbier alabó la decisión y dijo que está “extremadamente agradecida” por haber honrado así la memoria de su hijo fallecido. El documento deberá ahora ser aprobado por el Senado y firmado por el presidente estadounidense, Donald Trump, para convertirse en ley.

En marzo de 2016, Otto Warmbier fue declarado culpable por un tribunal norcoreano de crímenes contra el Estado y condenado a 15 años de prisión con trabajos forzados por haber robado un cartel con un lema político del hotel en el que se alojaba en Pionyang. El joven fue trasladado a EE.UU. desde Corea del Norte el pasado 13 de junio con una “grave lesión neurológica” y murió poco después de llegar, a la edad de 22 años.

(Tomado de RT)

Dejar respuesta