La Juventus y Turín le dan la bienvenida a Cristiano Ronaldo

Compartir
Cristiano saluda a los aficionados de la Juventus antes de pasar el reconocimiento médico
Cristiano saluda a los aficionados de la Juventus antes de pasar el reconocimiento médico

La Juventus y Turín recibieron calurosamente al astro portugués Cristiano Ronaldo, procedente del Real Madrid, que aterrizó en la capital piamontesa el domingo, un día antes de lo previsto, para sellar el lunes su contrato con el campeón italiano.

Al llegar a la sede de la ‘Juve‘ el lunes para someterse al reconocimiento médico, Cristiano, rodeado por miembros de seguridad, fue recibido por centenares de ‘tifosi’ que le aclamaban: “Ronaldo, Ronaldo, Ronaldo” y “Ronaldo, trae la Liga de Campeones”.

“Es una gran emoción. ¡El mejor jugador del mundo! Nunca me lo hubiera imagino”, declaró a la AFP Fabio, un joven hincha. “Es un sueño”, exclamaba otro aficionado situado detrás de él.

En principio, abandonará seguidamente Turín para proseguir sus vacaciones. Según los medios italianos, no se unirá al resto del equipo hasta finales de julio, cuando acudirá directamente a la gira por Estados Unidos.

‘Ronalday’

Una asociación de comerciantes de la capital piamontesa imprimió 5.000 carteles con la foto de Cristiano Ronaldo y el lema ‘Bem-vindo’ para ser colocados en los escaparates de los comercios.

Aunque la visita de Cristiano Ronaldo sólo durará 24 horas, será el ‘Ronalday’ en la ciudad, avanzan todos los medios.

Las camisetas blanquinegras de la Juve con el 7 de Ronaldo se venden como barras de pan, y un helado sabor ‘CR7’ se comercializa en los locales de la ciudad.

“Se acabó la espera”, tituló el domingo La Gazzetta Sportiva, anunciando sin embargo para el lunes la llegada del portugués.

Las esperanzas depositadas en el exdelantero del Real Madrid están a la altura de lo invertido para que el luso estampe su firma en el contrato: 100 millones de euros al Real Madrid, 17 millones de euros en otros gastos del fichaje, y 30 millones de euros netos por temporada durante cuatro años para el jugador, para un total de 350 millones de euros (impuestos incluidos) para ese periodo.

Recuperar prestigio de los 80

“La Liga de Campeones en camiseta negra y blanca. Más que cualquier otra maravilla, es lo que la Juventus pide a Cristiano”, escribe la Gazzetta Sportiva.

Para el Corriere dello sport, Ronaldo tendrá asimismo la misión de motivar al resto del equipo durante el ‘Scudetto’ “porque después de siete títulos consecutivos y de haber hecho historia, el grupo se sentirá ciertamente satisfecho”.

“La Liga de Campeones es otra cosa, porque en el vestuario blanquinegro todos tienen hambre de levantar la copa después de las decepciones de los cuatro últimas temporadas”, con dos derrotas en la final y otras dos en cuartos, estima el rotativo.

Pero cuando la cifra supera el centenar de millones, el efecto comercial es casi tan importante como el deportivo.

Según los analistas de Banca Imi, la llegada de CR7 a Turín permitirá que se refuerce la marca Juventus en el mundo.

“La Juventus se beneficiará en sus ingresos con el alza de sus ventas de entradas, que estimamos entre 5 y 7 millones de euros extra por temporada”, calculan los expertos.

En ese contexto, la Juve no será la única en sacar provecho, ya que todo el fútbol italiano en su conjunto saldrá beneficiado.

“Ronaldo cuenta con más de 300 millones de seguidores en las redes sociales, es conocido en cada rincón del planeta (…). Suficiente para poder decir que habrá efectos positivos para la Juve pero también para el fútbol italiano”, estimó recientemente Lucio Lamberti, profesor de la Politécnica de Milán, en las columnas del periódico La Stampa.

Para el legendario arquero de la Squadra Azzurra, Dino Zoff, campeón del mundo en 1982 con 40 años, “Ronaldo ofrecerá una gran contribución técnica a la Juve e incrementará el nivel general del campeonato”.

Entre el entusiasmo general había voces disonantes: en la fábrica Fiat de Melfi, en el sur de Italia, hubo un llamamiento a la huelga de un sindicato minoritario para protestar por el costaso fichaje, pero no tuvo éxito. La dirección del constructor automovilístico, propiedad de la ‘Juve’ de la familia Agnelli, registró cinco huelguistas.

Dejar respuesta