Joanna Carbonell, una perla cubana para el teatro musical

Compartir
Five Star

La actriz cubana Joanna Carbonell encuentra en el teatro musical su sitio más seguro, así reseñó la página de farándula de la isla, Vistar Magazine.
De pequeña Joanna realizó sus primeros estudios como músico profesional, para posteriormente continuar descubriéndose como actriz, y que finalmente la llevó a terminar la licenciatura de arte dramático en el Instituto Superior de Arte de Cuba, el máximo y exigente nicho que cualquier artista de Cuba -o el mundo- anhela conquistar.
Fue de esa forma que la joven actriz mezcló sus conocimientos musicales con el teatro, llevándola a trabajar de la mano de grandes directores como Ernesto Daranas, Mario Guerra, Stephen Bayly y Roland Schimmelpfennig.
Uno de los comienzos -que para muchos pareció insólito- fue el hecho de que los mismos productores de Broadway hayan puesto sus ojos en la perla del Caribe, y de esta forma empezar a desarrollar sus producciones en medio del puente que lentamente reedifica Cuba con EE.UU.
RENT
Con el personaje de Mimi enamoró a los productores de la obra Broadway RENT Cuba luego de su presentación en La Habana, bajo la dirección de Andy Señor Jr. Por estos días la estrena en México, el sitio donde vive su gran momento.
Así nacía una nueva etapa -en casi 50 años- pues con esta obra, las producciones del teatro musical de Broadway volvían a presentarse en los escenarios cubanos. De esta forma, el espectáculo inmortalizó una renovación cultural, que beneficia actualmente a artistas cubanos y extranjeros.
Con ese espectáculo “inmortalizó una renovación cultural” en la Isla, consideran medios internacionales. Lo dicen porque después de meses de casting resultó la elegida por los productores estadounidenses entre más de una decena cubanos y quedó en la memoria del público por la interpretación del tema “Season of Love”, el resultado de sus estudios de música y arte dramático, en el Instituto Superior de Arte.
De esa imbricación surgió el impulso en la actuación y el éxito también en Europa. Fue una beneficiada y protagonista del proyecto que pretendió devolver a los escenarios cubanos las producciones del teatro musical de Broadway.
Gracias a la resonancia de la iniciativa y al trabajo junto a directores como Ernesto Daranas, Mario Guerra, Stephen Bayly y Roland Schimmelpfennig, “México me abrió las puertas de una manera muy bella y en tan poco tiempo”, declaró la actriz que permanece allí decidida a seguir conquistando escenarios y proyectos cada vez más ambiciosos.

Dejar respuesta