Propuestas para medidas de seguridad en Alemania evocan los miedos del nazismo

0
258
Compartir
En Alemania sólo se habla de seguridad nacional por estos días, y el miedo es constante.

Mientras Alemania se esfuerza por responder a los ataques, cada vez peores, inspirados por el terrorismo islámico, la máxima autoridad en temas de seguridad de ese país defendió con firmeza la implementación de mayores medidas de seguridad e inteligencia que sean controladas por el gobierno federal, un tema que es considerado un tabú desde la Segunda Guerra Mundial.

Thomas de Maizière, el ministro del Interior de Alemania y aliado cercano de la canciller Angela Merkel, argumentó que se necesitaban esas medidas para proteger al país contra las modernas amenazas que suponen el terrorismo, los ciberataques y el mayor número de migrantes que buscan entrar al país.

El ministro señaló que los gobiernos federales de los aliados europeos de Alemania y otros países democráticos ya cuentan con ese tipo de poderes y enfatizó que “es hora” de reexaminar la configuración de la seguridad alemana.

El Ministro del Interior Thomas de la Meziére aboga por poner bajo supervisión directa de la administración federal los temas relativos a seguridad estatal.
El Ministro del Interior Thomas de la Meziére aboga por poner bajo supervisión directa de la administración federal los temas relativos a seguridad estatal.

“No tenemos jurisdicción federal para lidiar con catástrofes nacionales. La jurisdicción de la lucha contra el terrorismo internacional está fragmentada”, escribió en una columna del diario Frankfurter Allgemeine Zeitung, uno de los principales periódicos del país.

“La seguridad estatal debe ser controlada por el Estado”, argumentó De Maizière. Pese a la creciente preocupación del país por el terrorismo islámico, las sugerencias del funcionario fueron recibidas con resistencia puesto que los alemanes son profundamente reacios al poder centralizado debido a su traumático historial con los gobiernos totalitarios, tanto fascistas como comunistas.

Sin embargo, la propuesta de Thomas de Maizière es el más reciente desafío a los consensos y estructuras establecidas, incluyendo la OTAN y la Unión Europea, desarrolladas para garantizar la seguridad de las democracias prósperas y estables establecidas en Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

Actualmente, esos sistemas están afectados por el peso de la globalización y el terrorismo internacional, así como por el surgimiento de los movimientos populistas y nacionalistas de derecha que se han originado en Europa y Estados Unidos.

Pero no está claro si los alemanes están listos para tomar una medida como esa aunque estén preocupados por las amenazas a la seguridad, en especial después del reciente atentado a un mercado navideño en Berlín en el que fueron asesinadas doce personas.

La idea de reformar la organización del gobierno, que fue descentralizado de manera deliberada por las potencias aliadas que vencieron a Alemania durante la Segunda Guerra Mundial para prevenir que otro líder como Adolf Hitler ascendiera al poder, ha surgido en repetidas ocasiones desde la reunificación alemana de 1990 y siempre ha sido rechazada.

Tomado de THE NEW TORK TIMES

Dejar respuesta