Habló la mujer del terrorista de Nueva York

Compartir
La casa donde vivía el terrorista uzbeko que atentó en Nueva York

La esposa del ciudadano uzbeco acusado de asesinar a ocho personas en Manhattan negó tener conocimiento del atentado cometido por de su marido. Nozima Odilova, de 24 años,  estaba “conmocionada, horrorizada, asustada y triste” al ser interrogada por el FBI, confirmó The Washington Post.

Los federales la visitaron en su casa de Paterson, Nueva Jersey, animándola a cooperar para asegurarse de que nadie más fuera perjudicado producto de este plan terrorista.

Un vecino de la pareja, Carlos Batista relató al Washington Post que Saipov ocasionalmente había conducido una camioneta de Home Depot por la cuadra con un par de amigos, aparentemente sin materiales de construcción a bordo.

“Ni siquiera transportaban una pedazo de madera, por lo que me pareció un poco sospechoso“, reveló Batista al Washington Post. “Como me dedico a la construcción, sé cuándo alguien está haciendo algún tipo de trabajo. Es increible que algo así suceda a dos puertas de tu casa”.

Five Star
Sayfullo Saipov, ante el banquillo de los acusados (Reuters)
Sayfullo Saipov, ante el banquillo de los acusados (Reuters)

El terrorista, Sayfullo Saipov, de 29 años, que llegó a los Estados Unidos en marzo de 2010, se enfrenta a cargos que pueden llevarlo a una condena máxima de cadena perpetua. De acuerdo con la querella, Saipov “fue inspirado para cometer el ataque con la camioneta por videos del ISIS, que dijo había bajado a su teléfono móvil”.

Así, el 22 de octubre alquiló una camioneta para familiarizarse con ella, y eligió el martes para su ataque, porque creía que “habría más civiles en las calles”, por la celebración del tradicional desfile de Halloween. Saipov quería colocar banderas del Estado Islámico en las partes delantera y trasera de la camioneta durante el ataque, pero decidió no hacerlo, porque no quería llamar la atención”, explicó el texto de la querella.

Pero cuando fue interrogado por la policía dijo que quería una bandera del grupo yihadista en la habitación del hospital y, además, “afirmó que se sentía bien por lo que había hecho”, agrega el documento.

Entre los objetos incautados por los agentes en el vehículo que usó o en sus proximidades, se encuentran dos teléfonos móviles. Uno de ellos contiene videos distribuidos por el grupo terrorista, uno de ellos con el asesinato de un prisionero que es aplastado por un tanque de guerra, otro con una decapitación y uno más en el que se ve a otra persona a quien la asesinan disparándole en la cara. El mismo dispositivo contenía cerca de 3.800 imágenes que incluyen, muchas, los símbolos del ISIS y otras, de su máximo líder, Abu Bakr al Baghdadi.

(Con información de Infobae)

Dejar respuesta