Gobernador de Florida expresó: “Se nos está acabando el tiempo”, respecto a Irma

Compartir
Five Star

El gobernador de la Florida, Rick Scott, comunicó a la población que mantenga la calma, pero que tomen conciencia de la fuerza del huracán Irma y evacuen quienes lo necesiten.

“Se nos está acabando el tiempo”, expresó, al mismo tiempo que comunicaba que todos los cuidadnos buscaran lugares seguros.

“Podemos reconstruir sus casas pero no la vida de las personas. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros”, insistió.

Además, expresó: “Estamos haciendo lo posible para enfrentar las consecuencias. Es un huracán catastrófico”. Y resaltó algunas recomendaciones para la gente: “Tienen que tener agua, alimentos y las medicinas que necesiten”.

Five Star

Podemos reconstruir sus casas pero no la vida de las personas

Scott también dijo que se están acondicionando nuevos refugios pero que se necesitan más voluntarios.

Por estas horas, el poderoso huracán Irma continúa golpeando con violencia el Caribe, destruyendo a su paso casas, forzando la evacuación de miles de personas y hasta ahora dejó al menos 19 muertos, mientras se encamina hacia Estados Unidos.

Cuatro personas murieron en las Islas Vírgenes estadounidenses, dijo un portavoz del Gobierno, y un hospital sufrió graves daños por el feroz viento.

Barbuda, donde murió una persona, quedó reducida a “escombros”, según el primer ministro Gaston Browne. En el territorio británico de ultramar de Anguila otra persona falleció y hubo severos daños en el hospital y el aeropuerto, así como en los servicios eléctrico y telefónico, dijeron funcionarios de los servicios de emergencia.

El primer ministro francés, Edouard Philippe, dijo que nueve cuerpos fueron recuperados en la pequeña isla franco-holandesa de St. Martin.

Tres personas murieron en Puerto Rico y alrededor de dos tercios de la población se quedó sin electricidad, dijo el gobernador Ricardo Rosselló después de que la tormenta pasara por la costa norte del territorio estadounidense. Un surfista también falleció en Barbados.

El ojo del huracán llegó el viernes a la isla Gran Inagua (sur de Bahamas) con vientos máximos de hasta casi 260 kilómetros por hora. Más tarde, en el informe de las 5 horas locales del viernes, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) informó que pasó a categoría 4.

(Tomado de Infobae)

Dejar respuesta