Firmó Héctor Mendoza con los Cardenales de San Luis

Compartir
Five Star

Los contrastes en el mercado de peloteros cubanos no pudieron ser más evidentes en esta semana. Cuando aún no se ha secado la firma en el pacto con un bono de $26 millones de Chicago para Luis Robert Moirán, llega la noticia de que Héctor Mendoza llegó a un acuerdo con San Luis por una cifra que estaría por debajo del $1,000,000.
Para el joven lanzador de la Isla de la Juventud, la noticia pudiera resultar agridulce, pues por un lado comienza su aventura con los Cardenales -una de las franquicias más serias y que mejor sabe conducir a sus prospectos-, pero no cabe duda que se esperaba un monto superior en su contrato.

Mendoza, quien desapareció durante un viaje de regreso de Japón a La Habana a principios de octubre pasado, había participado en la pelota profesional nipona por dos contiendas como una promesa de mucha proyección.

El 17 de julio del 2014 Mendoza firmó un pacto con los Gigantes de Yomiuri, convirtiéndose en uno de los pocos cubanos en integrarse a la pelota japonesa y, sin dudas, el más joven y el único serpentinero.
Actualmente con 22 años -cumple 23 el 5 de marzo- de edad, Mendoza integró en esa ocasión un mínimo contingente de compatriotas suyos integrado por Frederich Cepeda (Gigantes), Yulieski Gurriel (Yokohama DeNa BayStars) y Alfredo Despaigne (Chibba Lotte Marines).

Para la segunda temporada permanecían él, Despaigne, y José Adolis García, quien se marchó a fines de agosto antes de convertirse en agente libre y firmar, precisamente, con los Cardenales por un bono de $2.5 millones.

Five Star

A pesar del compromiso de los Gigantes con Mendoza, el lanzador vio acción en contadas oportunidades con el equipo principal y se vio confinado al sistema de granja, donde trabajaba en mejorar su arsenal y su mecánica.
Tras la fuga, su siguiente paso fue seleccionar a Wasserman, una de las compañías más respetadas del mercado, como representante de sus intereses para que le ayudara a navegar por los mejores caminos rumbo a las Grandes Ligas.

Su mejor momento como pelotero se produjo en la Serie del Caribe que tuvo lugar a principios de febrero del 2015 en San Juan, Puerto Rico, con algunos relevos en situaciones claves que ayudaron a Cuba a conquistar el torneo.

Anteriormente, Mendoza había tenido una sólida faena con la escuadra nacional que conquistó el oro en los Juegos Centroamericanos de Veracruz 2014, junto a otro joven ahora firmado en las Mayores: Vladimir Gutiérrez.
Con información del Nuevo Herald

Dejar respuesta