Fidel nos dejó la voluntad de siempre hacer Revolución, dijo Israel cantante te Buena Fe

Compartir

Gloria eterna a Fidel, su historia abre los portones, no pudieron detenerlo cuando era de carne y hueso, ahora es invencible renacerá una y otra vez, estas fueron las palabras que se podían leer en el perfil oficial en Facebook, de la agrupación musical cubana Buena Fe, el pasado 26 de noviembre, tras conocer el fallecimiento de Fidel Castro Ruz.

Sebanda Insurance

En una entrevista concedida al sitio cubano, Cubadebate, su vocalista Israel Rojas ofrece declaraciones tras conocerse la cancelación de su gira por los Estados Unidos. Ante la interrogante sobre el legado que nos deja el Comandante en Jefe, Israel no dudó en afirmar que Fidel nos dejó la voluntad de siempre hacer Revolución.

Tus ventas a otro nivel

Israel Rojas: Fidel lo que nos deja ante todo es una arquitectura de pensamiento del optimismo, de ser capaces de convertir en no a todos aquellos SI, que nos convocan a la traición a olvidarse del prójimo, al odio o a la derrota. Ser capaces de apuntar siempre a lo mejor del ser humano.

Problemas tenemos muchos, no existe una varita mágica que pueda resolverlos, hay que tratar de reunir esfuerzos y entre todos, tratar de hacer eso que dicen los muchachos de la Universidad y en general toda la gente que estaba en la Plaza de la Revolución, cuando Daniel Ortega, presidente de Nicaragua preguntó: ¿Dónde está Fidel? y a coro se escuchó: AquíYo soy Fidel.

cubatel.com

Hay que ponerse la casaca de Fidel y salir a convertir cada no en si y viceversa, cuando los SI se refieren a la mediocridad, ineficiencia, o a lo incorrecto.

Israel Rojas: Tengo una vocación socialista, y por sobre todo soy fidelista. Yo quisiera que mis nietos pudieran ver esta entrevista y sepan que lo dije, porque ser fidelista es ser capaz de lograr tus objetivos, incluso cuando el mundo te diga que no, es fundar algo, donde no había nada, es generar causas y ser capaz de comprometerse con sus consecuencias.

Tomado de radiohc

Dejar respuesta