Estos son los tres desenlaces posibles de las tensiones entre EE.UU. y Corea del Norte

Compartir
Five Star

La reciente escalada de amenazas cruzadas entre Corea del Norte y Estados Unidos, de ejercicios y pruebas de armas y la pelea retórica entre sus líderes, Kim Jong-un y Donald Trump, han generado una fuerte preocupación en todo el mundo por la posibilidad de un nuevo conflicto en la península coreana.

De acuerdo a un informe de la consultora de riesgo Eurasia Group, esta agresividad no vista de la Guerra de Corea, entre 1950 y 1953, aumenta las posibilidades de que un error de cálculo pueda llevar a una guerra en la región.

“Asia podría estar a un ciberataque o un ataque con misiles antiaéreos de distancia de una crisis de seguridad regional“, señala el reporte de la compañía del politólogo y analista Ian Bremmer.

Eurasia Group cita la probabilidad actual de un conflicto armado en 20%, pero si Estados Unidos continúa con sus operaciones militares para probar a Corea del Norte, como sus ya usuales vuelos de bombarderos nucleares estratégicos en la frontera, este número podría subir.

Five Star

El informe destaca que las batallas retóricas entre líderes van y vienen, pero que los intereses, estrategias y posturas defensivas se mantienen.

En este contexto, las declaraciones derogatorias de Trump, que caen directo sobre Kim Jong-un, combinadas con los movimientos militares cada vez más frecuentes acercan la posibilidad de un cambio en la dinámica de la relación entre ambos países.

De esta manera la evaluadora de riesgo detalla tres escenarios basados en el inminente desarrollo de un misil intercontinental (ICBM) con la capacidad de llevar un arma nuclear, un hecho que Pyongyang aún no ha logrado.

La alternativa más probable, con una chance del 65%, es que Estados Unidos continúe con su estrategia actual de “presión máxima” de sanciones en organismos internacionales y refuerzo militar en Corea del Sur para intentar llevar al régimen a la mesa de negociaciones.

Este enfoque probablemente falle, como falla en este momento, y pronto Washington tendrá que aceptar que Corea del Norte es una potencia nuclear, con el cambio hacia una estrategia de contención y disuasión.

Una segunda alternativa es la del conflicto militar, que podría darse como un ataque preventivo de Estados Unidos, un bombardeo de Corea del Sur de parte de Corea del Norte, o un error de cálculo de cualquiera de las partes que rápidamente escale sin control.

Eurasia Group ve un 20% de probabilidad de este escenario, especialmente ligado al error de cálculo, pero si Washington continúa sus ejercicios militares esto podría subir en las próximas semanas.

La tercer alternativa es que la vía diplomática funcione, ya sea porque las sanciones tienen su efecto y Pyongyang acepta los términos de la comunidad internacional para evitar el colapso, o bien porque China logra convencer al régimen de Kim Jong-un de sentarse a negociar.

Las probabilidades de este escenario son apenas del 15%, señala Eurasia Group, ya que Corea del Norte está tan cerca de tener un ICBM con capacidad nuclear que frenar ahora, para encarar una vía diplomática, no le reportaría beneficios.

(Tomado de Infobae)

Dejar respuesta