Entra en vigor nueva legislación de la vivienda en Cuba

Compartir
10-Most-Eligible-Bachelors-in-Cyberspace1
Five Star

Nuevas modificaciones jurídicas a la legislación de la vivienda en Cuba, entran hoy en vigor para favorecer la construcción por esfuerzo propio y continuar regulando el traspaso de inmuebles en un país donde la vivienda es un problema para la mayoría de los ciudadanos.
El Acuerdo 8093 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros actualiza las disposiciones en cuanto a la vivienda, en lo cual intervienen directamente los Ministerios de la Construcción (Micons), de Justicia, de Trabajo y Seguridad Social, de Finanzas y Precios y el Instituto de Planificación Física.
La directora general de Vivienda del Micons, Vivian Rodríguez, significó recientemente en conferencia de prensa las cinco modificaciones.
Las mismas se refieren al otorgamiento de los subsidios a personas naturales, el traspaso de los inmuebles estatales en ejecución para terminarlos por esfuerzo propio, así como la legalización y el reconocimiento del derecho perpetuo de superficie dañada por fenómenos hidrometeorológicos.
También contemplan la transmisión de la propiedad de las casas asignadas por el Estado o células básicas construidas con subsidios, y el valor referencial por aplicar para el cálculo de los impuestos asociados a la transmisión por donación y compra ventas.
Para los subsidios se establecieron como mínimo dos convocatorias anuales a fin de garantizar que los casos aprobados tengan respaldo financiero.
Ello da solución a los procesos en los cuales el subsidiado fallece o abandona el país y garantiza a los expedientes pendientes por análisis el estudio en el primer llamado según los requerimientos de la nueva legislación, explicó la directiva del Micons, María Aurora Sancesario.
En cuanto al traspaso de viviendas estatales en ejecución para su terminación por esfuerzo propio, se autorizó únicamente la entrega de 16 mil 880 inmuebles, cuyos beneficiarios serán aquellas personas que cuando se interrumpieron las obras ya conocían que serían sus propietarios.
En caso de no aceptar la transferencia, se priorizarán los damnificados y los albergados.
También se acordó legalizar la vivienda y el reconocimiento del derecho perpetuo de superficie a afectados por eventos climatológicos y que no posean documentación legal, en las provincias de Artemisa, Villa Clara, Cienfuegos, Granma, Guantánamo, Camagüey, Las Tunas, Holguín y Santiago de Cuba.

Dejar respuesta