El Barça golea al Osasuna a la espera del Madrid

Compartir
18110706_1580620218628709_679649715_n

El partido entre el Barcelona y el Osasuna no tuvo historia. O mejor dicho, tuvo la historia que quiso escribir Leo Messi. Luis Enrique planteó un equipo en el que o lo solucionaba el argentino o no lo solucionaba nada. Y es que el técnico asturino dejó en el banquillo a cinco titulares de la gran victoria en el Bernabéu (Alba, Sergi Roberto, Umtiti, Iniesta y Luis Suárez) y dio entrada a Mascherano y cuatro jugadores muy cuestionados, Digne, Denis Suárez, Arda Turan y André Gomes, estos dos últimos jugando de extremo.
El resumen de tanto cambio es que el equipo jugó sin alma, con dominio del balón pero sin chispa. O mejor dicho, con la chispa que ponía Messi. Todo el juego ofensivo del Barcelona salía de las botas del ’10’. Lo hacía todo. Y la mejor prueba el primer gol del Barcelona. Robó un balón, se marchó hacia el área osasunista y batió a Sirigu con una vaselina.
Los dos siguientes disparos a portería también llevaban el sello de Messi. El segundo de los cuáles, tras robar otro balón, salió a córner, tras el lanzamiento del cuál llegó el segundo gol del Barcelona obra de ¡André Gomes! al aprovechar un buen centro de Rakitic desde la derecha.
El partido estaba visto para sentencia. Porque además no existía rival. El Osasuna se entregó desde el primer minuto, sabedor que su descenso a Segunda estaba más que consumado. Pudo ampliar el marcador Alcácer pero su cabezazo lo sacó Sirigu con apuros.
La segunda parte empezó de la peor manera para el Barcelona. A los dos minutos, Sergio Busquets hace una falta innecesaria al borde del área. Roberto Torres la coloca dentro de la portería de un pasivo Ter Stegen que coloca mal a la barrera y sigue con la mirada como entra dentro de su portería.

Minutos espesos del Barcelona que pudo remediar Mascherano pero su remate se estrelló en el poste después de que tocara Siguru el balón. Poco a poco el Barcelona fue despertando. Primero Rakitic fue derribado dentro del área sin que el colegiado lo señalara. Y después dos corners consecutivos con Piqué de protagonista, el segundo de los cuáles se estrelló en el poste y el rechace lo aprovechó André Gomes para marcar su segundo gol, el tercero del Barcelona.
Partido sentenciado y descanso para Messi. Eso sí, antes de sentarse en el banquillo tuvo tiempo para dejar escrita otra obra de arte. Leo sortea varios contrarios y conecta un disparo colocado ante el que nada pudo hacer Sirigu. Una maravilla y 33 goles en su haber.
¡Y hasta Mascherano marcó!
El partido estaba roto y el Barcelona lo aprovechó para marcar más goles. Primero fue Alcácer quien aprovechó un balón muerto dentro del área cedido por Mascherano para marcar su quinto gol en la Liga con la camiseta azulgrana.
Pero lo mejor estaba por llegar. Denis Suárez fue derribado dentro del área. El claro penalty fue ejecutado por Mascherano, después de que todos sus compañeros le pidiesen que lo tirase. El argentino marcó su primer gol con el Barcelona después de 319 partidos.
El marcador lo cerró Alcácer que anotó el séptimo de la noche después de una asistencia de Deni Suárez. Un bonito gol ya que el ex del Valencia regateó a Sirigu para marcar a placer.
Recital del Barcelona que sigue su camino para intentar ganar su tercera Liga consecutiva.

Dejar respuesta