Ejecutan en Florida por primera vez a un blanco por asesinato racial

Compartir
Mark Asay

El reo Mark James Asay, de 53 años, condenado a pena de muerte por dos asesinatos perpetrados en 1987, recibió este jueves una inyección letal en el condado de Duval, en el norte de Florida.

Esta es la primera vez en la historia de la Florida que se ejecuta a un blanco por el asesinato de un negro. El reo estaba sentenciado a la pena capital por matar a tiros en 1987 al afroamericano Robert Lee Booker, de 34 años, y a Robert McDowell, de 26.

El diario español El País refiere que cuando le impusieron la pena, en los documentos judiciales McDowell también figuraba como negro. Más tarde se supo que en realidad era blanco-hispano. El tribunal corrigió el dato pero mantuvo la sentencia. En una entrevista reciente con un canal local, Asay, sollozando, asumió que mató a Lee Booker pero no a McDowell, dijo que no era racista –”He tenido amigos afroamericanos toda mi vida”– y sostuvo que cometió el crimen alcoholizado: “No sé lo que pasó. Perdí la cabeza”.

Con el deceso de Asay, que representa en Florida el número 93 desde que en Estados Unidos se reinstauró la pena de muerte hace más de cuatro décadas, culmina un periodo de 19 meses en el que las ejecuciones quedaron suspendidas tras un fallo de la Corte Suprema en ese estado.

Five Star

Asay recibió la inyección letal que usó por primera vez el anestésico etomidate en el compuesto de tres fármacos, en reemplazo del polémico midazolam, criticado por su falta de efectividad a la hora de sedar a los reos, en parte por la dificultad de conseguir la cantidad suficiente que asegure la sedación.

(Con información de El País y BBC Mundo)

Dejar respuesta