EEUU y Rusia chocan en reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU (+ Video)

Compartir
Five Star

La reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU, a raíz del último lanzamiento de un misil intercontinental por parte de Corea del Norte, estuvo marcada hoy por un duro choque entre Estados Unidos y Rusia.

Washington y el Kremlin despuntaron en posiciones opuestas sobre eventuales sanciones y la posibilidad del uso de la fuerza militar. También China se mostró contraria a una acción bélica, en línea con Moscú.

La embajadora estadounidense en la ONU, Nikki Haley, dijo hoy que presentará un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad con un nuevo paquete de sanciones en respuesta al último lanzamiento de un misil intercontinental por parte de Corea del Norte.

“Si actuamos juntos podemos prevenir una catástrofe”, afirmó Haley.

MG Home Care

Pero el embajador de Moscú, Vladimir Safronkov, sostuvo que “las sanciones no resolverán la crisis norcoreana y no pueden ser la solución. La acciones militares no son una opción”, acotó el representante de China ante la ONU, Liu Jieyi.

Al respecto, Haley respondió que si “Rusia no quiere respaldar medidas más severas contra Pyongyang deberá poner un veto al proyecto de resolución” que Washington presentará en los próximos días.

En ese caso, no obstante, Estados Unidos “seguirá su camino”.

La embajadora también advirtió que Estados Unidos “enfrentará a los países que hacen negocios con Corea del Norte haciendo presión diplomática y económica”.

En ese sentido, si bien aseguró que su país está listo para “trabajar con China”, y que no se repetirá “la estrategia inadecuada del pasado que nos llevó a este día oscuro”, advirtió no obstante que Pekín pondrá en riesgo sus relaciones comerciales con Washington si el negocio con Corea del Norte viola las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Antes, y en plena reunión de emergencia del Consejo, la funcionaria declaró que “las acciones de Corea del Norte han hecho del mundo un lugar más peligroso”.

“El lanzamiento de un misil intercontinental por parte de Corea del Norte es una clara escalada militar”, agregó Haley, según quien su país “está listo” para usar “cualquier medio”, incluso “la fuerza militar” ante esa amenaza.

Sin embargo, Haley aclaró que su país “prefiere no ir en esa dirección”.

Al respecto, “Rusia y China comparten la preocupación de una escalada en la península coreana”, apuntó por su lado Safronkov.

Pero advirtió que ambos países están “en contra de cualquier afirmación o acción que lleve a una escalada”.

“Pedimos un llamado a la moderación y no a la provocación”, continuó y, en ese sentido, consideró que “la posibilidad del uso de la fuerza militar debe ser excluida”.

El embajador ruso también reiteró la propuesta de una moratoria llevada a cabo con China, según la cual, para reiniciar las negociaciones Corea del Norte debe dejar sus planes misilísticos y nucleares, aunque también debería haber un freno en los ejercicios militares de Washington y Seúl.

El Consejo de Seguridad deliberó hoy en una reunión de urgencia y los especialistas especulaban con la posibilidad de acciones diplomáticas contra Pyongyang tras el lanzamiento de un misil de alcance intercontinental capaz de impactar en Alaska, según inteligencia militar estadounidense.

Esa información fue confirmada por el secretario norteamericano de Estado, Rex Tillerson, quien definió el accionar de Norcorea como una “amenaza global”.

El lanzamiento del misil balístico intercontinental por parte de Corea del Norte “es otra pesada violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad y constituye una peligrosa escalada de la situación”, sostuvo, por su parte, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

“El liderazgo de Pyongyang debe evitar otras acciones provocadoras y respetar sus propias obligaciones internacionales”, advirtió, subrayando la importancia que “la comunidad internacional tanto la unidad para afrontar este desafío”.

Hoy, misiles de precisión fueron lanzados hacia aguas territoriales surcoreanas desde bases militares del Pentágono y Corea del Sur, informaron fuentes militares estadounidenses en Seúl.

El 8vo. batallón desplegado en ese país asiático refirió que el lanzamiento de misiles fue una respuesta directa a la acción norcoreana y una prueba de fuerza para demostrar el apoyo norteamericano a su aliado surcoreano.

Por su parte, Corea del Norte, hizo saber que no renunciará jamás a sus ensayos nucleares, los cuales definió como “regalos” para Washington.

Según analistas militares se necesitarán aún muchos años para realizar el objetivo de Kim Jong-un, pero este lanzamiento intercontinental es visto como un ‘umbral’ sobre el cual, si Corea del Norte no se frena, será solamente una cuestión de tiempo.

“Frente a estas provocaciones, tenemos que reforzar nuestra determinación. El Consejo de Seguridad de la ONU debe empezar a trabajar en una nueva resolución”, indicó, por su parte, el embajador británico Matthew Rycroft. Francia también expresó su condena y, a través del embajador Francois Delattre, quien aseveró que “se necesita poner fin a la espiral irresponsable”.

En tanto, “Italia está lista para trabajar con todas las partes interesadas a fin de elaborar ulteriores y significativas medidas restrictivas a Corea del Norte”, declaró el representante permanente en el Palacio de Vidrio, Sebastiano Cardi.

(Con información de ANSA)

Dejar respuesta