Donald Trump a James Comey: “Yo necesito lealtad, yo espero lealtad”

Compartir
El despido de Comey abrió las especulaciones acerca de las motivaciones de Trump para hacerlo.
Five Star

“Yo necesito lealtad, yo espero lealtad”, eso fue lo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le dijo al entonces director del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) James Comey, durante una cena privada en la Casa Blanca el pasado 27 de enero.

El encuentro tuvo lugar apenas una semana después de la llegada de Trump al poder y casi cuatro cuatro meses antes de que el mandatario despidiera abruptamente a Comey de su cargo.

La descripción de la reunión se encuentra en el documento con el testimonio oficial que Comey presentará este jueves ante el Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos, que está investigando los supuestos vínculos de la campaña de Trump con funcionarios rusos en los meses previos y posteriores a las elecciones presidenciales de noviembre de 2016.

En el texto de la declaración de Comey, que se dio a conocer este miércoles, el exfuncionario revela su incomodidad por lo que considera como el intento del mandatario de establecer algún tipo de relación condescendiente con él.

MG Home Care

Comey explica los detalles de una reunión en la que el mandatario le pidió que el FBI “dejara pasar” la investigación que estaba realizando de los vínculos del exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn con Rusia.

Flynn estuvo solo 24 días en el cargo ya que renunció por las revelaciones de que tuvo contactos con el embajador ruso, Sergei Kislyak, a quien le aseguró que EE.UU. levantaría las sanciones económicas sobre su país.

La reunión se produjo el 14 de febrero. Ese día Comey acudió a la Oficina Oval a un encuentro sobre lucha contra el terrorismo, en el que participaron varios altos funcionarios, incluyendo el fiscal general, Jeff Sessions.

Según el relato de Comey, al concluir la reunión Trump les pidió a las demás personas que salieran de la habitación.

“Quiero hablar sobre Michael Flynn”, dijo el mandatario cuando se quedaron a solas y a continuación comentó que Flynn no había hecho nada malo en sus conversaciones con los rusos, pero que había tenido que despedirlo porque no había informado adecuadamente al vicepresidente, Mike Pence.

“Él (Flynn) es un buen hombre. Espero que puedas dejar pasar esto”, afirmó Trump.

Yo solo respondí que ‘es un buen hombre’, pero no dije que lo dejaría pasar”, relata Comey en su testimonio.

Detalles de esta conversación se habían filtrado a la prensa estadounidense a mediados de mayo pasado. Entonces, la Casa Blanca negó rotundamente que Trump le hubiera solicitado al director del FBI el cierre de la investigación sobre Flynn.

En su testimonio, Comey se refiere a una llamada telefónica que le hizo Trump el 30 de marzo, durante la cual describió la investigación sobre Rusia como “una nube” que afectaba su capacidad para actuar en nombre del país.

“Él dijo que no tenía nada que ver con Rusia, que no se había involucrado con prostitutas en Rusia y que siempre había asumido que estaba siendo grabado mientras estaba allá. Él me preguntó qué podíamos hacer para ‘levantar la nube'”, afirma el exdirector del FBI en el texto.

Agrega que al final de la conversación, el mandatario volvió a destacar que “la nube” estaba interfiriendo con su capacidad de hacer acuerdos por el país. “Dijo que esperaba que yo pudiera encontrar una manera de hacer saber que él no estaba siendo investigado”, apuntó.

De acuerdo con la versión de Comey, ese tema volvería a salir en una llamada telefónica posterior que le hizo Trump el 11 de abril.

“El presidente me llamó y me preguntó qué había hecho yo acerca de su petición de que ‘hiciera saber’ que él, personalmente, no estaba siendo investigado”.

En esa conversación, Trump habría referido nuevamente que “la nube” estaba interfiriendo con su capacidad para hacer su trabajo.

Comey asegura que le indicó que la manera adecuada de gestionar su preocupación era a través del Departamento de Justicia, que era el canal tradicional para ello.

“Él dijo que lo haría y añadió: ‘Porque te he sido muy leal, muy leal; tuvimos esa cosa que tú sabes’. No le respondí ni le pregunté a que se refería con ‘esa cosa’. Sólo dije que la forma de manejar eso era hacer que el Consejo de la Casa Blanca llamara al vicefiscal general encargado”, relata.

Esa fue la última vez que habló con Trump.

Pocas semanas después, el mandatario firmaba su carta de despido.

(Tomado de BBC Mundo)

Dejar respuesta