Dedica Granma editorial a cubano que corrió con la bandera de EE.UU.

Compartir

El periódico Granma, principal medio oficialista cubano, calificó de “monólogo anexionista” el acto protagonizado este lunes por el manifestante independiente Daniel Llorente Miranda, que corrió con la bandera de EE.UU. delante del desfile del Primero de Mayo y frente a la tribuna antes de ser golpeado y arrestado por agentes vestidos de civil.

En un editorial publicado este martes, el órgano oficial del Partido Comunista centró su atención en contrastar el acto en solitario del manifestante contra la “reafirmación de millones” y descalificar la repercusión que ha tenido el inusual hecho en la prensa mundial.

Granma dedica toda una página a descalificar al hombre, a quien no identifica: “Se trata de un cubano desvinculado laboralmente”, que “en el año 2002 fue sancionado a cinco años de prisión por un delito de robo con fuerza, y en este momento se encuentra pendiente de juicio por un delito de receptación agravada”.

El diario comunista además arremete contra los medios que, “ante el performance de un individuo, se olvidaron de la marcha multitudinaria que aunó ayer al pueblo cubano por vocación”.

Five Star

Señaló el periódico oficialista que los medios que cubrieron el suceso se encargaron de “relegar (…) una regla inviolable del periodismo” al optar “por la visión sesgada, unilateral, como si solo bastara un episodio fútil para concentrar fuerzas en derribar verdades”.

Por su parte, Llorente se ha calificado a sí mismo en otras ocasiones como un cubano que no tiene miedo a expresar de forma libre lo que piensa. Aparte de su acto este primero de mayo, cuyas fotos han recorrido el mundo, y de haber recibido al crucero Adonia ―ocasión en la que fue arrestado luego de ser increpado por una manifestante que se refirió a él de forma racista y lo repudió―, se manifestó frente a la embajada estadounidense en Cuba durante la visita de Barack Obama.

Dos días después de su acto frente a la sede diplomática, donde no fue molestado, el opositor volvió a manifestarse con la bandera de Estados Unidos frente a la Plaza José Martí. Allí resultó detenido por la policía.

Llorente ha declarado su oposición al sistema político en la Isla pero no milita en ninguna organización de la disidencia interna.

El cubano dijo durante una entrevista concedida a un medio mexicano que se manifestaba sin miedo a favor de las relaciones con Estados Unidos porque confiaba en “las intenciones de Obama de ayudar al pueblo de Cuba”. Además, ¿qué cosa peor podría pasarle aparte de todo lo sucedido en el país “desde hace 57 años?”

Tomado de CN

Dejar respuesta