Dayron Robles se promociona por Airbnb

Compartir
maxresdefault

El vallista Dayron Robles ofrece por Airbnb, una experiencia deportiva de tres días en La Habana.
Inscrito desde 2015 en la página web de la empresa, Robles propone una estancia en una habitación de su propia vivienda radicada en el municipio Centro Habana y un plan con tres actividades diferentes con duración de ocho horas en total por el precio de 109 euros por persona.


Refieren varios sitios informativos cubanos que el paquete incluye dos comidas, dos aperitivos, bebidas y transporte a los lugares donde se desarrollan las experiencias.
Una de las locaciones es una finca donde Robles cultiva varios productos, dice el propio anuncio.
Además, los visitantes pueden cosecharlos y probarlos en varias preparaciones. Durante la comida, el atleta promete una charla sobre los inicios de su carrera, su participación en competiciones fuera de la Isla, entre otras cuestiones.
El segundo día está concebido para un entrenamiento en la pista, incluidos “trucos para vencer las vallas, la preparación física y mental y cómo mejorar el rendimiento”.

La experiencia deportiva cierra con un almuerzo “saludable, orgánico y casero” en la casa durante el tercer día.
La oferta de Robles tiene unas 280 evaluaciones de los usuarios en Airbnb, la mayoría positivas y con recomendaciones.
Airbnb llegó a Cuba en abril de 2015 y actualmente hay 22.000 alojamientos del país caribeño registrados en esta página.


El campeón olímpico de Beijing 2008 en los 110 metros con vallas se suma a otras figuras del deporte en la Isla que han recurrido a los negocios privados para salir adelante.
Robles pidió su baja de la selección cubana en enero de 2013 y poco después compitió en el torneo Reims en representación del club AS Mónaco francés.
Cuando Robles regresó a la Isla, la federación vetó su participación por Cuba en eventos internacionales argumentando que faltó a la “disciplina y la ética deportiva”.
Más tarde, en abril de 2016, la comisión nacional de atletismo determinó que el corredor todavía no estaba en el equipo nacional, pero tenía “el aval de la federación” para volver a competir por Cuba. Lo hizo en mayo de este año en predios nacionales y después en Marsella donde terminó cuarto en su especialidad.
Robles, de 30 años, se encontraba en marzo pasado en la fase final de recuperación de una lesión que le impidió participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Dejar respuesta