Cuba cae ante Panamá en la final de la Serie del Caribe de Béisbol

Compartir

La selección cubana de béisbol, mal llamada Leñadores de Las Tunas, perdió 1 carrera por 3 en la discusión del título de la Serie del Caribe de Béisbol 2019 frente a los Toros de Herrera, de Panamá, que quedaron campeones en su patio.

Sebanda Insurance

Los cubanos fueron ninguneados una vez más a la ofensiva, y solo pudieron conectar 5 hits en todo el partido, 2 de ellos de Alfredo Despaigne, un pelotero que ni siguiera jugó en la Serie Nacional cubana este año.

Tus ventas a otro nivel

El picheo volvió a comportarse bien en el choque, aunque permitió 3 carreras a la cuenta del abridor Freddy Asiel Álvarez, suficientes para perder.

En la Serie, Cuba ganó 2 partidos en los que apenas marcó 3 carreras en cada uno. Sus 3 derrotas las sufrió marcando siempre 2 o menos anotaciones, incluyendo una lechada.

cubatel.com

En total, en 5 partidos, anotaron 9 carreras, a menos de 2 por juego.

Con semejante producción ofensiva, hubiera sido preferible llevar a Las Tunas a la Serie del Caribe. Peor no les hubiera ido, y al menos se hubiera hecho justicia. Quizás los pitchers tuneros no habrían estado tan bien como los del equipo Cuba, pero al menos hubieran asistido al evento donde se ganaron estar.

Y es que Las Tunas no viajó a la Serie del Caribe para evitar la decepcionante actuación que en definitiva tuvo el equipo Cuba.

Apenas dos tuneros jugaron como regulares en la Serie, Yuniesky Larduet y Jorge Yhonson. Solo dos pitcher tuneros lanzaron en el evento, Yoalkis Cruz y Yudiel Rodríguez, y entre los dos les trabajaron a solo cuatro bateadores contrarios.

En estas condiciones, clasificar a la Serie del Caribe no es algo que consiga el ganador de la Serie Nacional de Béisbol cubana, como se dice. Clasificar a la Serie del Caribe es algo que se logra desde antes de que comience la temporada, y lo logran los jugadores del equipo Cuba, y algún que otro que brille durante la campaña, sea del equipo que sea, lo cual no garantiza que juegue en la Serie del Caribe, como le pasó al líder en impulsadas, Yurien Vizcaíno, o al líder en jonrones, Stayler Hernández, que ni siguiera hizo el viaje.

Ganar la Serie Nacional tampoco es una garantía de asistencia a la Serie del Caribe para la dirección del equipo campeón de Cuba. Pablo Civil no solo no contó con sus asistentes durante la temporada. Encima, tuvo que dirigir acosado por dos funcionarios que deambulaban a su alrededor, y que presumiblemente intervinieron sus decisiones, sino qué otro sentido podía tener la presencia, en el dogout, de Higinio Vélez, presidente de la Federación Cubana de Béisbol, y Yosvani Aragón, director Nacional de Béisbol del INDER.

Las derrotas habituales del equipo Cuba no deben ser el motivo de análisis de esta ni de ninguna otra Serie del Caribe donde los cubanos participen. Eso es evitar el tema principal. El análisis debe ser acabar de una vez con todas con la injusticia y el absurdo que supone la no participación del equipo que se lo ganó, y que se lo merecía, el campeón de la Serie Nacional cubana.

Tomado de: besibolencuba.com

Dejar respuesta