Cuba barre a los Capitales de Québec en la liga Can-Am

Compartir
Yordanis Samón jonronea por segundo día consecutivo/Foto/Phil Selig/Cubadebate

El equipo cubano de béisbol,con un ataque de trece imparables, derroto 7×3 a los Capitales de Québec por tercera ocasión consecutiva.

Sebanda Insurance

Otra vez se robaron la arrancada los criollos en la misma primera entrada, cuando después de dos outs Carlos Benítez llegó a la inicial por boleto de libre tránsito y Yordanis Samón sacudió un batazo que se llevó las cercas.

Tus ventas a otro nivel

Los canadienses estaban renuentes al pase de escoba y marcaron una rayita en el segundo episodio al pegar un tubey Stayler Hernández y anotar por un mal tiro del abridor cubano Yariel Rodriguez a la inicial, después de atrapar un toque de bola de Kody Ruedisili.

En la cuarta, se silenció la banca criolla cuando con dos outs en la pizarra, el camagüeyano permitió un par de imparables y regaló una base por bolas para congestionar las almohadillas, y en una jugada continuada de wild pitch y error en tiro del máscara Yovany Alarcón, los anfitriones pisaron par de veces el plato para tomar el mando, por primera vez.Pero Benítez, bien metido en la piel de un tercer bate, conectó un doble que encontró a Cesar Prieto en bases e igualó las acciones un capítulo más tarde.

cubatel.com

Los cubanos definieron el choque en la entrada de la suerte al sentir el toque de “a degüello”. Prieto, Guibert, otra vez Benítez, de nuevo Samón, y Alarcón; ligaron sencillos consecutivos combinados con una rolata al cuadro del sustituto Andrés Hernández, para fabricar un racimo de tres anotaciones que le pondría el cuño a la victoria.

El tiro de gracia llegó en el noveno, cuando Samón se apuntó su tercer hit de la noche, Alarcón se embasó por error, Andrés Hernández recibió pelotazo y Orlando Acebey remolcó con elevado de sacrificio.

Pablo Guillén y Frank Luis Medina, en noche de reivindicaciones, se comieron ambos el frío plato de la venganza. El villaclareño lanzando 2.1 entradas sin permitir libertades, para anotarse el triunfo, y el pinareño ponchando a tres de los cuatro hombres que enfrentó para cerrar por todo lo alto y llevarse el salvamento a sus récords.

Dejar respuesta