Conozca los 7 pasos en los que EE.UU. interceptaría un misil nuclear de Corea del Norte

Compartir
Reuters

La última prueba de misil efectuada este miércoles por Corea del Norte evidenció que este país ha elaborado un sistema portador capaz de alcanzar el territorio de Estados Unidos, país que cuenta con un sistema diseñado para contrarrestar un ataque de misiles balísticos intercontinentales (ICBM por sus siglas en inglés).

A lo largo de casi 20 años EE.UU. invirtió unos 40.000 millones de dólares en el sistema de defensa antimisiles con base en tierra o Ground-Based Midcourse Defense (GMD, por sus siglas en inglés), que desde que entró en funcionamiento en 2004 no ha logrado destruir ojivas ficticias en seis de 10 pruebas, si bien los últimos ensayos acabaron con éxito, indica The Wasington Post.

Así es como interceptaría el GMD un misil norcoreano.misil

Las etapas de la intercepción de un misil balístico intercontinental. / Google / RT

Five Star
  1. Corea del Norte lanza un misil balístico intercontinental que se eleva siguiendo una trayectoria de arco. Por ahora no existen sistemas de defensa capaces de interceptar un proyectil de este tipo en la fase inicial de su vuelo.
  2. Satélites y radares estadounidenses detectan y rastrean el misil, que deja una pista de calor hasta que deja de quemar combustible. Un ICBM lanzado desde Corea del Norte tardaría una media hora en alcanzar el territorio de EE.UU., pasando unos 20 minutos de vuelo en el espacio. Es en ese momento cuando el GMD tratará de interceptarlo.
  3. Las partes propulsoras del misil norcoreano se separan en el espacio de la ojiva y los señuelos.
  4. El GMD lanza los interceptores. En EE.UU. hay dos instalaciones de este sistema: una en Alaska y otra en California.
  5. Las cohetes de propulsión se apartan del interceptor soltando al vehículo exoatmosférico de destrucción (EKV, por sus siglas en inglés).
  6. El vehículo de destrucción distingue la ojiva.

El vehículo del interceptor se estrella contra la ojiva, destruyéndola antes de que la bomba nuclear pueda detonar.

Un prototipo del vehículo exoatmosférico de destrucción, el 3 de diciembre de 2001. / U.S. Department of Defense
Un prototipo del vehículo exoatmosférico de destrucción, el 3 de diciembre de 2001. / U.S. Department of Defense

Aunque la probabilidad de que el sistema GMD funcione con éxito para frustrar una ataque nuclear por Corea del Norte es muy alta, de más del 80%, siempre existe riesgo de fallo, según explica el exsubdirector de Seguridad Nacional de la Oficina de la Política de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca, Bruce W. MacDonald, citado por The Washington Post.

En este sentido, la física estadounidense de la Unión de los Científicos Preocupados, Laura Grego, que criticó el sistema de GMD en un estudio publicado el pasado mes de octubre, duda que la defensa antimisil “vaya a salvarnos el pellejo”.

“Vamos a tener que resolver [el problema de Corea del Norte] por medios diplomáticos, y eso es algo difícil de oír. A la gente no le gusta saber que es vulnerable”, afirmó Grego, según el periódico estadounidense.

(Tomado de RT)

Dejar respuesta