Conozca el triste relato de una sobreviviente de la masacre de Texas

Compartir

Rosa Solís vio peligrar su vida el pasado domingo cuando Devin Patrick Kelley ingresó a la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Spring, al sur de Texas, y abrió fuego contra los presentes. Pese a recibir un disparo en el brazo, logró sobrevivir ya que se escondió debajo del banco en el que presenciaba el servicio religioso.

Solís fue dada de alta el lunes por la noche luego de permanecer internada por la herida que sufrió en su brazo, consigna Daily Mail.

En diálogo con ABC News relató la terrorífica experiencia que tuvo que vivir.

“¡Mueran todos!”, exclamó Kelley  mientras disparaba desde el pasillo central de la iglesia, según lo narrado por Solís. En medio de los disparos y el caos, la gente “gritaba y lloraba”.

Five Star

Rosa reconoció que no se atrevió a moverse para asistir a las víctimas. “Vi cuerpos con mucha sangre. Me hice la muerta; me aseguré de esconderme bien debajo del banco”.

Joaquín Ramírez, esposo de Rosa, manifestó a la cadena KSAT que recuerda el momento en que Kelley fusiló con su rifle de asalto a los niños que se encontraban llorando.

Solís sostuvo además que ese día ella y su pareja estuvieron cerca de no asistir a la iglesia. Pero fue ella quien convenció a Joaquín de ir.

Los testigos indicaron que la masacre finalizó cuando Stephen Willeford, un residente local, corrió con su arma a auxiliar a las víctimas.

En entrevista con ABC 40/29, Willeford dijo que estaba en su casa cuando su hija ingresó y le contó que había escuchado disparos provenientes de la iglesia. Inmediatamente el hombre tomó su arma y corrió hacia el lugar del tiroteo. Allí, en medio de la persecución, le disparó a Kelley.

En la masacre murieron 26 personas, y decenas resultaron heridas.

Rosa Solis 1 victima de texas

(Tomado de Infobae)

Dejar respuesta