Conozca a Miss Burbujas, la mujer que caminó La Habana desnuda (+Fotos)

Compartir

En la fecha del 7 de noviembre del año 1953, justamente en el paseo del Prado y la Calle Ánimas situadas en la Capital, al momento de esconderse el sol, ocurrió algo que dejó a muchos atónitos. Una mujer conocida como Miss Burbujas, bajó de un taxi vistiendo solamente un monobiquini y una capa de tela transparente. Con mucha naturalidad abrió una sombrilla que llevaba y ante la intriga y la mirada asombrada de los presentes, comenzó a desfilar por el concurrido lugar.

En un momento se encontraba rodeado de los curiosos. Los más reservados gritaban: ¡Desvergonzada! ¡Qué descaro! y otros, con mentalidad más joven, se deshacían en piropos. ¡Bárbara! ¡Sabrosa! ¡Ave Maríaaaaa!…

Miss burbuja

Según cuentan, desde un bar se escuchó a lo lejos el cha-cha-chá, “La Engañadora” y aquella mujer sensual no perdió tiempo y comenzó a bailar al compás de la música. Se cree que ese momento fue “arreglado”, aunque no se sabe con claridad si así fue.

La Polymita cubana, entre la leyenda y la extinción

Five Star

Cuando llegó al Parque Central ya venía tras ella coletazos de autos y piropos de los que la veían. En ese momento aparece el fotorreportero, Rubén González, trabajador del diario “Información” quien fue el autor de esas fotografías que aunque no son de buena calidad, son una ilustración de ese acontecimiento.

Por el alboroto que causó se le acercó un funcionario policial para preguntarle que hacia vestida así por la calle. La mujer con su pícara sonrisa le respondió: : …”Yo solo quería demostrar que no soy La Engañadora.” El funcionario la llevo a la estación de policía.

Este atrevido acontecimiento se trató de Miss Burbujas, Darlene Bubbles – Virginia Lachina, quien además fue contratada para hacer actuaciones en el Cabaret del Hotel Sevilla Biltmore, quien el mafioso ítalo-cubano era dueño, Amletto Batisti, uno de los “capos” del juego en La Habana.

La bailarina bien pensada hizo este acto para buscarse publicidad gratis por las calles de aquel lugar en el Paseo del Prado, específicamente a la altura de la calle Neptuno, los predios de la “Engañadora”.

Cuentan que por tan extraño acontecimiento obtuvo una multa de 200 pesos, aunque otras fuentes aseguran que fue menos, unos 50 pesos. Sin embargo, eso da “igual” ya que el “Performance” de Miss Burbujas logró el objetivo principal ayudada por las fotografías del reportero que generaron la atención mediática de la isla.

64 años después de ese momento, aun hablamos de ello…

(Tomado de TodoCuba)

Dejar respuesta