¿Conoces a la cubana que cuida los espejuelos de John Lennon?

Compartir
parque-john-lennon
Five Star

Aleeda Rodríguez Pedrasa tiene un trabajo muy inusual. Se sienta a la sombra de un árbol cercano en el parque en La Habana, y corre hacia la estatua de bronce de la leyenda de los Beatles mientras busca un par de gafas en su bolso.

Rápidamente los coloca en la nariz de Lennon, segundos antes de que los primeros turistas se sienten en el banco para una foto. Padrasa, de 72 años, es la encargada de las gafas de Lennon, y lleva dos años haciendo ese trabajo.

Se encuentra en el parque desde las 8 de la mañana a las 8 de la noche, es un trabajo por el cual el gobierno le paga 245 pesos cubanos al mes, la razón por la cual el trabajo existe es porque la gente se robaba el par de gafas de la estatua y a los turistas les encanta tomarse fotos con la estatua de Lennon.

Todo comenzó en 1964, el entonces líder Fidel Castro declaró una prohibición de la música de los Beatles, como parte de su guerra contra el capitalismo. Pero la banda era un mega-acto en ese momento, y las copias de sus canciones hicieron su camino a la isla por otras vias.

MG Home Care

“John Lennon era muy querido en los años 70”, dice Padrasa. “Era muy querido y la gente escuchaba su música, pero no estaba permitido en Cuba”.

Un tiempo despues, Lennon se convirtió en un vocal disidente político, criticando la participación de Estados Unidos en tierras extranjeras. Eso llamó la atención de Fidel Castro. Y en el año 2000, en el 20 aniversario de la muerte de Lennon el 8 de diciembre, Cuba reveló la estatua de bronce. Se sienta en un banco del parque, de pelo largo y sin gafas, ya que Aleeda es la encargada de que siempre tenga sus gafas antes de la foto.

Dejar respuesta