CNN: Esto es lo que debes hacer para no sufrir pérdida auditiva

Compartir
Foto: Getty Images

El cerumen es una substancia amarillenta, pegajosa y olorosa, producida por el conducto auditivo externo del oído, que muchos quizás hasta consideran asquerosa. Es por eso que la limpieza de los oídos suele formar una parte esencial de la rutina de higiene del diario vivir.

Pero, la verdad es que, en cantidades bajas, el cerumen juega un papel esencial para proteger al oído de infecciones. De hecho, la limpieza inadecuada de los oídos con hisopos puede empujar al cerumen contra el tímpano del oído interno causando la acumulación de cera y así impidiendo la transmisión de sonidos hacia la cóclea, que funge como receptor de la audición en el oído interno. De no ser removidos, los tapones de cera pueden llegar a causar pérdidas auditivas, caracterizadas por la ausencia o deficiencia en la capacidad de oír.

De acuerdo a la audióloga Alejandra Ullauri, quien lideró el primer estudio nacional sobre la prevalencia de pérdidas auditivas en Latinoamérica, el 14 % de la población en Ecuador sufre de tapones de cera. “Es un problema fácil de solucionar que no necesita profesionales súper especializados ni equipamiento costoso. Pero, también es uno que puede causar sordera porque puede abrir la puerta a infecciones de oído”, dijo la doctora Ullauri.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 360 millones de personas en el mundo padecen algún tipo de pérdida auditiva, de los cuales 32 millones de casos ocurren en niños. Aunque los tapones de cera son una de las causas más comunes de estas condiciones, otros factores también pueden ocasionarlas.

Five Star

¿Qué causa la pérdida auditiva congénita?

La pérdida auditiva congénita se refiere a cuando la condición está presente en los bebés en el momento del nacimiento. Generalmente es causada por factores genéticos y/o aquellos que están presentes desde el desarrollo embrionario o durante el parto incluyendo:

  • La diabetes o hipertensión materna
  • La exposición materna a infecciones como la rubeola, el citomegalovirus, el virus del herpes simple, el VIH o sífilis
  • La ictericia severa después del nacimiento, o lo que se le conoce como una bilirrubina alta
  • La presencia de trauma o lesiones durante el parto
  • El uso excesivo de medicamentos ototóxicos
  • El uso de drogas y alcohol durante el embarazo

Algunas infecciones están ligadas a pérdidas auditivas

La exposición a ciertas infecciones durante el transcurso de la niñez hasta la edad adulta también puede ocasionar pérdidas auditivas. Las infecciones más comúnmente asociadas con esta condición son:

  • El sarampión y paperas
  • La otitis media crónica, mejor conocida como infección de oído
  • Meningitis

¿Cómo afecta el ruido a nuestra salud auditiva?

La pérdida de audición inducida por el ruido es ocasionada por la exposición a sonidos muy altos. En algunos casos, es inducida por la exposición a un solo ruido intenso como, por ejemplo, una explosión. Pero en la mayoría de casos, es el resultado de la exposición continua a sonidos fuertes provenientes de actividades recreativas, ruidos en el hogar o en el trabajo como, por ejemplo:

  • Asistir a conciertos con música fuerte
  • Cortar el césped
  • El tiro al blanco y la cacería
  • Escuchar música con auriculares a un volumen alto
  • Herramientas de carpintería

Los efectos de las pérdidas auditivas son profundos

Más allá de afectar la capacidad sensorial, las pérdidas auditivas pueden llegar a tener efectos profundos en el ser humano.

Según la doctora Yolanda Rebeca Peñaloza López, audióloga en el Instituto Nacional de Rehabilitación en México, cuando las pérdidas auditivas ocurren en edades muy tempranas, sus efectos pueden repercutir hasta la edad adulta.

“Los niños son los que más nos interesan porque la trascendencia y la sordera en el niño le incapacita para adquirir el lenguaje, para ser educado y para ser integrado socialmente”, dijo Peñaloza López.

El estigma asociado con estas condiciones cimienta los efectos más allá de la infancia al disminuir la autoestima y la autoeficacia de individuos causando el aislamiento y la disminución en las oportunidades de empleo. Un creciente número de investigaciones también han demostrado una asociación entre las pérdidas auditivas y la demencia en los adultos mayores.

 

¿Cómo prevenir las pérdidas auditivas?

Los científicos aseguran que la prevención es la manera más eficiente, y muchas veces menos costosa, para abordar esta condición. Para mejorar la prevención recomiendan:

  • La implementación de programas de inmunización contra enfermedades asociadas con la pérdida auditiva
  • La promoción del cuidado prenatal durante el embarazo
  • Limitar el uso de medicamentos ototóxicos como último recurso
  • Promover la higiene personal y una mejor nutrición
  • Evitar la exposición a ruidos muy dañinos

La detección temprana es esencial

La detección temprana de las pérdidas auditivas hace posible que el tratamiento sea más exitoso. Por esta razón, los científicos recomiendan que países implementen programas de detección universal en centros comunitarios o en clínicas de inmunización debido al gran número de niños que nacen fuera de los hospitales.

Sin embargo, en muchos países hay escasez de profesionales capacitados en la salud auditiva. Para superar esta barrera, los investigadores alientan a los países a expandir la fuerza laboral de profesionales entrenados para detectar, diagnosticar, y tratar estas condiciones.

Según la doctora Ullauri, “la idea es entrenar a diferentes profesionales, como los promotores de salud, que van a tener un contacto directo con la comunidad y que son los primeros que van a educar a la población”.

El acceso al tratamiento debe ser priorizado

Es importante recordar que la implementación de programas de detección es insuficiente si no son ligados a tratamientos que sean accesibles para la comunidad. Actualmente los tratamientos disponibles varían de acuerdo a la causa y gravedad de la pérdida auditiva. Los casos más leves son tratados por el audiólogo que instala dispositivos como los audífonos, mientras que los más severos son tratados por los otorrinolaringólogos con implantes cocleares.

Aun cuando el tratamiento está disponible, el costo podría llegar a ser un impedimento para los que padecen estas condiciones. Para sobrepasar esta barrera recomiendan:

  • Promover el uso de dispositivos de amplificación personal en lugar de audífonos para remediar las pérdidas de audición leves o moderadas
  • Eliminar la prescripción y ajuste por un audiólogo para casos rutinarios leves o moderados
  • Usar los teléfonos inteligentes o teléfonos móviles para remediar las pérdidas auditivas
  • Revisar los requerimientos regulatorios para incrementar la competencia en el mercado de los dispositivos auditivos

Para reducir el costo de los tratamientos de casos más complejos, recomiendan crear centros especializados que estén capacitados con profesionales expertos en el área.

“Es difícil tener muchos de estos centros cuando no se tiene el personal capacitado y cuando, tal vez, la audiología no existe en muchos países. Pero no es imposible tener uno por país o tal vez uno por región”, explicó Ullauri.

Tal vez le interese leer:

EE.UU. no ha responsabilizado a nadie por el posible “ataque acústico” en La Habana

Cuba responde a acusación sobre ataque a diplomáticos de EEUU en La Habana

Diplomático de Cánada también fue víctima de “ataque acústico” en La Habana

(Versión del texto tomado de CNN)

 

Dejar respuesta