Cantante Pancho Céspedes visitó La Habana y a su regresó a México aseguró que sus “amigos se han vendido a la Inteligencia cubana”

Compartir

El reconocido cantautor cubano Francisco “Pancho” Céspedes reveló que durante su reciente visita a la Isla descubrió que algunas de sus amistades sean “unos vendidos a la inteligencia cubana”.

Sebanda Insurance

Pancho escribió en sus redes sociales que se dio cuenta que habían pasado muchas cosas raras en su habitación, pero que no revelaría los nombres de los implicados porque a diferencia de esas personas, él no era un delatador.

Tus ventas a otro nivel

De igual manera, el artista criticó fuertemente el hecho que algunas personas prefieran traicionar a sus amigos y familiares con tal de percibir algún beneficio por parte de las autoridades cubanas sin tomar en cuenta que algunas de esas acciones pudieran ocasionarles problemas en el futuro.

A continuación, reproducimos íntegramente el mensaje de Francisco Céspedes:

cubatel.com

“Regresé de Cuba y de nuevo me metí en mi historia que son mi casa, mis hijos, mi gato, mis amigos, mis canciones. Hablando de amigos en los que de verdad creía, resulta que algunos pocos, hasta ahora, son unos vendidos a la inteligencia cubana, que me imagino cómo los catalogan a estos sin alma que, por casa y estatus social, son capaces de todo y no saben que, en esa negociación usufructuaria, las posesiones se tambalean y se desmoronan en cualquier instante como castillos de naipes sin derecho a indemnización. Pasa sobre todo cuando hay necesidades, donde los recios de espíritus salimos airosos por no ser informantes ni conspiradores en contra del semejante, aunque yo ni me quiero parecer a estos, así que, nada de semejantes. Antes le pagaban 3 o 33 monedas escaróticas, ahora le regalan o venden casas prestadas y carros para que se sienten sobre brazas ardientes. Sucede en todos los gobiernos del mundo, pero de forma profesional, es la diferencia.

A mí me dieron trato preferencial que no pedí, ni pido nunca y el programa de RTV Comercial con su muy preparado y coordinado equipo que realizan de manera novedosa aquel concurso Adolfo Guzmán, me trataron como familia. Pasaron otras cosas sospechosas en mi habitación jajajaja, pero como no soy tan chismoso, no revelo la identidad, cómo tampoco la de estos desagradecidos y desalmados examigos porque sencillamente no soy chivato.

Un beso a todos.”

Dejar respuesta