Cadenas hoteleras españolas con hoteles en Cuba muy preocupadas ante las amenazas de Donald Trump de reactivar el Título III de la Ley Helms-Burton

Compartir

A pesar de que a día de hoy aún no se ha tomado ninguna decisión al respecto, el temor a la reactivación del polémico Título III de la Ley Helms-Burton por parte de la administración de Donald Trump es muy alto dentro de las compañias extranjeras que tienen inversiones de importancia en Cuba.

Rompiendo con la ya casi una tradición por parte de los gobiernos norteamericanos desde la época de Clinton, el actual presidente estadounidense, Donald Trump, dio a conocer el pasado 16 de enero que el Título III de la Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubana (1996), más conocida como Ley Helms-Burton, continuaría suspendido por un plazo de 45 días y no durante seis meses como acostumbraban a hacer sus predecesores.

Sebanda Insurance

Al terminar este plazo, la administración del actual inquilino de la Casa Blanca o bien decide mantener la suspensión o pudiera activar el mencionado título, lo cual daría la posibilidad a los estadounidenses de reclamar las propiedades que le fueron expropiadas tras el triunfo de la Revolución cubana.

El actual proceder de Trump fue tildado como una provocación por parte del presidente cubano Miguel Díaz-Canel, ya que una decisión así pudiera afectar gravemente a la ya deteriorada economía de la nación caribeña, la cual está sustentante en buena parte por el turismo.

“Desde su entrada en vigor y por presiones de la UE, el Título III —y el IV, que se deriva del anterior— ha estado suspendido ‘sine die’ por mandato presidencial por periodos consecutivos de seis meses, como así hicieron los presidentes Clinton, Bush y Obama”, expresó el abogado español José María Viñals

cubatel.com

Uno de los sectores que más sufriría en la Isla con la activación de este título sería el hotelero, el cual experimentaría trabas considerables en su crecimiento y se armaría un caos total en los hoteles que se han edificados en propiedades que originalmente no pertenecían al Estado cubano y que fueron ocupadas por el gobierno luego de 1959.

De acuerdo a estimaciones oficiales del Departamento del Tesoro de EE.UU. existen casi 6.000 reclamaciones por un valor total de 9.000 millones de dólares entre las que se encuentran las del aeropuerto de La Habana o las instalaciones portuarias de Santiago de Cuba.

Fuentes consultadas por nuestra redacción nos revelaron que de hecho varias compañias hoteleras españolas, las de mayor presencia en la isla, han mantenido conversaciones con algunas familias dueñas de las instalaciones o terrenos donde ahora se levantan sus instalaciones hoteleras, aunque no han llegado a cerrar ningún acuerdo.

Sin embargo, otros no muestran preocupación pues solo gestionan los hoteles ya que la propiedad se mantiene en manos del Gobieno cubano, quienes en realidad asumen el riesgo. Estos contratos de gestión suelen durar unos 10 años y están sujetos a unas estrictas cláusulas de cancelación.

Tomado de: islalocal.com

Dejar respuesta