Asociación Mundial de Boxeo suspende a cubano por dopaje

Compartir

El peso pesado cubano Luis Ortiz ha sido suspendido por la Asociación Mundial de Boxeo, en relación con su fallida prueba de drogas para una pelea programada con el campeón de peso pesado del CMB, Deontay Wilder, informó la página de Boxeo Cubano.

Ortiz estaba listo para desafiar a Wilder el 4 de noviembre en el Barclays Center en Brooklyn, Nueva York.

A fines del mes pasado, el Consejo Mundial de Boxeo anunció que Ortiz (27-0, 23 KOs, 2 NC) dio positivo por dos diuréticos prohibidos que pueden usarse como agentes enmascarantes para los PED. La Agencia Antidopaje Voluntaria [VADA], que realiza pruebas para el “Programa de Boxeo Limpio” del WBC, informó al organismo sancionador que Ortiz dio positivo en la prueba de clorhidrato e hidroclorotiazida en una prueba de orina realizada el 22 de septiembre.

Ortiz finalmente fue sacado de la pelea con Wilder, y más tarde reemplazado por el retador obligatorio Bermane Stiverne, quien ya estaba programado para pelear en la cartelera.

Five Star

Ortiz y sus manejadores han afirmado que la prueba fallida del boxeador fue el resultado de su medicamento recetado para la presión arterial alta.

El gran problema en este asunto fue que los controladores de Ortiz no notificaron a VADA que estaba tomando el medicamento en cuestión. Cuando los controladores de Ortiz completaron la documentación inicial para VADA, se les exigió que enumeraran todos los medicamentos que Ortiz estaba tomando.

Sin embargo, los problemas de Ortiz no terminan allí.

El peligroso pegador fue el retador obligatorio de la AMB ante Anthony Joshua, quien también ostenta los títulos mundiales IBF e IBO.

La AMB tiene su propio programa antidopaje fuera de competencia, que también es administrado por VADA.

Como resultado de su asociación con VADA, el presidente de la AMB, Gilberto Mendoza, informó a Boxeo Cubano que su organización está reconociendo la prueba fallida de Ortiz para la pelea de Wilder.

El abogado Michael McAleenan de Smith Alling, en nombre de la WBA, emitió una carta a Ortiz y sus manipuladores – les informó que Ortiz estaba bajo suspensión, removido de los rankings y despojado de su posición obligatoria. Ortiz enfrenta una suspensión no menor de seis meses.

Mendoza confirma que una muestra B limpia es la única forma en que Ortiz puede despejarse en esta situación.

En situaciones pasadas, rara vez ha habido una muestra B que haya generado un resultado diferente a la muestra A.

Esta es la segunda vez que Ortiz tiene problemas con la AMB. El zurdo cubano dio positivo por Nandrolona, un esteroide anabólico, tras un nocaut en el primer asalto ante Lateef Kayode en septiembre de 2014. La victoria le otorgó el título interino de la AMB. Luego se quitó el cinturón y lo suspendió durante varios meses por la prueba fallida.

Dejar respuesta