Así quedaron los actores de “Juego de Tronos” en la portada del Time

Compartir
Five Star

Los actores de Juego de Tronos fueron la nueva portada de Time. El fotógrafo Miles Aldridge ha mostrado a los actores en un mundo de color que esconde mucho simbolismo con motivo del estreno de la séptima temporada de la serie el 16 de julio.

La revista ha realizado un extenso reportaje sobre lo que hay detrás de las fotos. Aldridge quería retratar a los actores como ellos mismos pero con guiños a la serie. El resultado, según Time, es “un homenaje al viejo Hollywood tejido en forma de tapiz medieval”.

La reacción de Kit Harington (Jon Nieve) es la que cabía esperarse: “Esto es una portada de Time así que lo que estaba esperando era que lleváramos trajes elegantes y nos pareciéramos un poco a los políticos, no la locura que hay aquí”.

Para encajar a los cinco personajes de la portada, Aldridge se fijó en La última cena de Leonardo da Vinci para la composición y en la obra de Cy Twonbly para el color. Lo más difícil fue que Emilia Clarke (Daenerys Targaryen) no pudo acudir el mismo día que los demás y tuvo que ser metida con Photoshop.

MG Home Care

Pero además de la portada, Aldridge ha hecho un retrato a cada uno de los actores en solitario.

Una de las imágenes llena de significados ocultos es la de Lena Headey —Cersei en la serie— en solitario: la actriz posa tras un par de granadas maduras rotas, símbolos de “la vida, el renacer y el matrimonio”, según Aldridge, lo que encaja con el viaje del personaje, definido por su instinto maternal y sus matrimonios, y que acaba de renacer al acceder al poder.

Otra de esas fotos cargadas de simbolismo es la de Sophie Turner. La actriz es retratada con su pelo natural rubio que crea un halo angelical alrededor de su rostro mientras sostiene una manzana mordida, la fruta prohibida. Sansa Stark, su personaje, empezó llena de ingenuidad e inocencia y ha perdido ambas por completo al entrar al juego de tronos.

En contraste con los retratos estilizados de los actores, Aldridge ha retratado a los productores de la serie, D.B. Weiss y David Benioff, como si fueran un retablo renacentista, caracterizados por “su incomodidad, su torpeza”. El fotógrafo ha revelado que les pidió “que trataran de sentirse tan incómodos como fuera posible, como si no les estuviera gustando nada esto”.

¿Y el perro? “Cuando se representa la circuncisión de Jesús o a Cristo en la cruz, siempre hay un perro husmeando por ahí”, es la única respuesta que da el fotógrafo.

(Versión del texto tomado de The Huffington Post)

Dejar respuesta