Alto cargo del Vaticano es acusado de múltiples abusos sexuales infantiles

Compartir
cr7
Five Star

El cardenal australiano George Pell, asesor financiero del papa Francisco, fue acusado este jueves de delitos sexuales contra menores y ahora enfrenta múltiples cargos por los supuestos delitos, señalan autoridades policiales australianas citadas por la agencia AP.

El tesorero del Vaticano es el representante del Vaticano de mayor rango jamás acusado por un caso de abuso sexual, representando un fuerte golpe contra la Santa Sede, que ha sufrido varios reveses de credibilidad en su política de “tolerancia cero” respecto a los abusos sexuales.

Los cargos son por presuntos “delitos de agresión sexual”, señalaron autoridades de la policía del Estado de Victoria, refiriéndose a hechos que tuvieron lugar tiempo atrás. Asimismo, los uniformados detallaron que hay varios demandantes contra Pell, quien es sospechado de haber cometido los abusos contra niños cuando era sacerdote en la ciudad de Ballarat (1976-80) y cuando fue arzobispo de Melbourne (1996-2001).

El alto funcionario del Vaticano, quien estuvo considerado entre los posibles sucesores del papa Benedicto XVI, deberá presentarse por orden de las autoridades policiales ante la Corte de Magistrados de Melbourne el próximo 18 de Julio.

“Es importante tener en cuenta que ninguna de las acusaciones contra el cardenal Pell ha sido por el momento ratificada por la Corte”, acotó Shane Patton, comisario adjunto de la policía del estado de Victoria. Y a su vez agregó que, al igual que cualquier otro acusado, el cardenal tiene “derecho al debido proceso”.

Five Star

Pell, de 76 años, ha negado en reiteradas ocasiones todas las denuncias de abusos sexuales en su contra.

La Iglesia católica australiana ha informado de que Pell “rechaza enérgicamente” las nuevas acusaciones y se defenderá “vigorosamente” ante la Corte, recoge Reuters. Asimismo, asegura que el cardenal “regresará a Australia lo más pronto posible para limpiar su nombre, de acuerdo con los consejos y la aprobación de sus doctores”.

Los datos secretos revelados por la Congregación para la Doctrina de la Fe demuestran que el fenómeno de los abusos sexuales a niños por parte de sacerdotes se ha duplicado en los últimos años con respecto al periodo que va desde el 2005 al 2010. En los tres primeros años de pontificado de Francisco, Roma ha recibido casi 400 denuncias procedentes de iglesias de todo el mundo”, desvela Emiliano Fittipaldi, periodista italiano.
¿Encubre el papa Francisco a sacerdotes pedófilos?

El periodista revela que durante sus años de investigación sobre este asunto, el ejemplo que más le ha escandalizado es el caso de George Pell, un cardenal australiano nombrado por el papa Francisco como número tres del Vaticano que, según Fittipaldi, “ha protegido sistemáticamente a pedófilos cuando era obispo en Melbourne y en Sídney” y ha intentado “comprar el silencio de las familias pagando sumas muy pequeñas” por abusos sexuales “que llevaron al suicidio”. Para más inri, el propio Pell ha sido acusado de haber perpetrado abusos sexuales.

“He publicado un documento en el que pide a sus hombres, a sus sacerdotes, que ayuden a los curas que han acabado en la cárcel a cambio de recibir un sueldo, una casa o un seguro sanitario”, sostiene. “No logro entender por qué el papa Francisco no se deshizo de alguien como Pell y que además lo defienda diciendo: ‘Hay que esperar a la Justicia'”, se lamenta.

Dejar respuesta