Activistas rescatan a 1.300 animales destinados al festival de la carne de perro en China (+Video)

Compartir
perro
Five Star

Voluntarios rusos y chinos realizaron la operación de rescate cuando la Policía detuvo un camión que transportaba los animales. Debido a su hacinamiento, muchos murieron antes de ser tratados por los veterinarios.

El pasado 19 de junio, un grupo internacional de activistas por los derechos de animales salvaron a más de 1.300 canes de un camión que se dirigía al festival de la carne de perro que se celebra de forma anual en Yulin (Guanxi, China).
En una escalofriante grabación, se observa cómo el vehículo transportaba numerosas jaulas es detenido por la Policía local para una inspección. Más tarde, un grupo de activistas chinos y rusos se movilizaron y consiguieron realizar la operación de rescate de los canes.
Según comenta una de los voluntarias, se encontraron hasta diez animales en cada jaula encerrados sin agua ni comida. Debido a estas condiciones tan terribles, muchos perros resultaron gravemente heridos y parte de ellos no pudieron sobrevivir y murieron antes de recibir tratamiento veterinario. Por el momento, los animales han sido trasladados a un refugio provisional bajo el cuidado de los activistas.
Tradición polémica
El festival de la carne de perro tiene lugar cada año en la ciudad de Yulin, situada en la región sureña de Guanxi. Durante sus 10 días de duración, los participantes consumen alrededor de 10.000 perros en esta celebración ligada al solsticio de verano.
Esta práctica está en el centro de una agria polémica entre los activistas por los derechos de animales y los participantes del evento, que lo defienden como una parte de tradiciones gastronómicas de la región. Según los primeros, la matanza masiva de perros es una costumbre de extrema crueldad que no concuerda con los valores del mundo moderno. Por el lado contrario, los defensores de la tradición opinan que no hay diferencia entre el consumo de la carne de perro y la de otros animales como vacas, cerdos o pavos.
La sociedad china muestra en los últimos años un progreso en la percepción de esta tradición. Así, en 2016 más de 2,5 millones de chinos firmaron una petición para que el gobierno local prohibiera el festival. La iniciativa ciudadana tuvo efecto y a principio de mayo 2017, el gobierno vetó la venta de carne canina en Yulin durante el período del solsticio entre el 15 y el 23 de junio.

(Tomado de Rusia Today)

Dejar respuesta