A 15 años de su retiro, es imposible olvidar a Omar “El Niño” Linares

Compartir
Omar Linares cumplió 15 años de haber consumido su último turno al bate en Series Nacionales
Five Star

¿Qué sucedería si les dijera que Omar Linares ha sido el mejor bateador que vi en las Series Nacionales? Quizás, algunos me apoyarían. Otros, insertarían nombres que corresponden al béisbol que pudieron ver y seguir, como Luis Giraldo Casanova, Orestes Kindelán o Antonio Muñoz. Quizás, Pedro José “Cheito” Rodríguez o Pedro Luis Lazo, o simplemente el jugador que caló hondo en la memoria de su seguidor.

Debatir sobre el béisbol en Cuba no tiene para cuando acabar, pierda o gane la selección nacional o el equipo de su simpatía. Ponerse de acuerdo en una conversación de pelota es tan difícil como olvidar la apasionante historia de nuestro pasatiempo nacional.
Este viernes, Omar Linares cumplió 15 años de haber consumido su último turno al bate en Series Nacionales, el 16 de junio de 2002, bateándole un elevado al jardín central al derecho espirituano Maels Rodríguez. La poderosa conexión fue capturada por el guardabosque central Yuniesky Gurriel, quien dio un salto felino entre el jardín derecho y central del Estadio Capitán San Luis. Ese era el out 27 del sexto juego de la semifinal de la 41 Serie Nacional, que permitió el éxito a los Gallos de Sancti Spíritus para clasificar a su primera final en el béisbol cubano.
Seguro muchos recuerdan el ponche del zurdo Oscar Gil frente a Frederich Cepeda, en la serie final que ganaron los holguineros de manera emocionante por 4-3.
Aquella fue la PAs 7454 de Linares, con la cual dejó numeritos realmente impresionantes. Usualmente escuchamos las estadísticas tradicionales que nos dejó Omar “El Niño” Linares, como sus 404 jonrones, su inalcanzable cifra de .368 de promedio de bateo, las 1547 anotadas y su slugging de .644. Pero en esta ocasión, les dejaré otras métricas modernas, que también nos hacen recordar el legado que dejó Omar, el hijo del gran Fidel Linares, por par de décadas dentro de los diamantes cubanos.
Hoy día, el wOBA, o porcentaje de embasado ponderado, es una de las estadísticas más interesantes que se utilizan para darle valor a las hazañas de los jugadores de béisbol.
De 1962 a 2017, estos son los mejores wOBA del béisbol cubano, de bateadores con al menos 2500 PAs:
1- Omar Linares .480
2- Alfredo Despaigne .465
3- José Dariel Abreu .460
4- Frederich Cepeda .449
5- Orestes Kindelán .438
Revisemos ahora el OPS de jugadores ya retirados:
1- Omar Linares 1.138
2- José Dariel Abreu 1.085
3- Orestes Kindelán 1.041
4- Yulieski Gurriel 1.027
5- Joan Carlos Pedroso 1.021
Por último, démosle un vistazo al RC o carreras creadas, una popular fórmula de Bill James, que cuenta todos los eventos positivos en que un bateador interactúa para producir anotaciones de su equipo:
1- Omar Linares 1872
2- Orestes Kindelán 1678
3- Antonio Muñoz 1553
4- Antonio Pacheco 1475
5- Frederich Cepeda 1380
Después de este corto paseo en el recuerdo, aún les dejo el campo beisbolero abierto para sus criterios y proposiciones. ¿Quién ha sido el bateador más temido, completo y mayor jerarquía en el béisbol cubano desde 1962?
Mi voto es para Omar Linares. ¡Cómo podríamos olvidarlo!
Tomado de Swing Completo

Dejar respuesta